Economía y salud
BOLETÍN INFORMATIVO - Año 2014. Julio. nº 80
www.aes.es
En este número Jornadas AES
Portada

Opinión
Temas
Tesis
Con acuse de recibo
Jornadas AES
Noticias
Buzón de sugerencias

Lecciones de las XXXIV Jornadas AES



Toni Mora
Presidente del Comité Científico
Facultad Ciencias Económicas y Sociales
Universidad Internacional de Catalunya
Email: tmora@uic.es

Pilar García-Gómez, nueva presidenta de AES, me encargó durante la clausura de las XXXIII Jornadas de la Asociación de Economía de la Salud celebradas el pasado mes de mayo en Pamplona que escribiera acerca de lo aprendido durante dichas Jornadas. En este sentido, la tarea de resumir es difícil, pero me permite abordar el reto de aportar una visión personal tras el acontecimiento que he organizado. Sin embargo, el mérito no es personal, sino también del equipo que pude montar y del cual estoy muy orgulloso. Asimismo, pude contar en todo momento con la ayuda ininterrumpida de la nueva presidenta y de la ya expresidenta, Marta Trapero-Bertran. Por otra parte, hemos contado con una organización local excelente que se ha volcado en las Jornadas, incluso montando una carrera con fines benéficos. Las tareas de gestión no me son nuevas, dado que ejerzo actualmente diversos cargos en mi universidad, pero esta experiencia no me la quita nadie. El ambiente es maravilloso y la asociación se nutre de la ayuda voluntaria de sus miembros, que sacan tiempo personal para hacer crecer el área de influencia de los expertos en Economía de la Salud dentro del ámbito español.

Dado que tengo recientes las Jornadas, quizás no las vea con perspectiva, pero sin duda la memoria no me traicionará. Voy a intentar resumir en diez puntos todo lo aprendido durante estas magníficas Jornadas de AES en Pamplona:

  1. Una de las variables que estudiamos habitualmente en Economía de la Salud es la de la utilización de servicios sanitarios. Por tanto, la variable a analizar resulta de conteo, dado que cuenta la frecuencia de uso de recursos sanitarios. Durante el Taller de la Fundación BBVA aprendimos cuáles son los modelos más sencillos que pueden aplicarse para este tipo de variables así como una aproximación a las últimas mejoras en dichas técnicas. Por todos es sabido que la categoría de cada variable influencia en el tipo de análisis a aplicar, dado que de lo contrario cometeremos errores graves de predicción. Para ello, el Taller contó con aplicaciones prácticas en Stata de cada una de las técnicas econométricas que se enseñaron.
  2. Es necesario llevar a cabo estudios de evaluación económica tanto de programas concretos como de tratamientos o fármacos. Ante la crisis económica de nuestros días y la falta de recursos de las Administraciones, es necesario que los recursos públicos se destinen a actividades que son coste-efectivas. Cualquier acción que se lance debe ser evaluada tal como sucede en una buena parte de países desarrollados. El caso paradigmático y que nos sirve de referencia es el del Reino Unido, donde la agencia NICE lleva muchos años de experiencia y es un modelo a seguir. En este caso, pudimos contar durante las Jornadas con dos visiones que deben tenerse en cuenta conjuntamente: el propio de la agencia que recoge las evaluaciones y el de aquéllos que realizan las evaluaciones. En este sentido, existe un punto de discordancia entre quienes deben decidir y los académicos que habitualmente presentan resultados de modelos sumamente complejos y poco comprensibles. Así, tuvimos la oportunidad de detectar cuáles son los puntos clave para la mejora desde ambas perspectivas.
  3. Una de las insistencias durante las dos ediciones pasadas de las Jornadas ha sido la de abordar, cada vez más a menudo, estudios de lo que se conoce como Economía Conductual (Behavioral Economics). Pequeñas modificaciones de la conducta de los individuos pueden ocasionar mejoras en el estado de salud a largo plazo. Temas como la donación de órganos, el ejercicio físico, la utilización de los recursos de forma eficiente o la recogida de medicamentos fueron puestos como ejemplos que, tras experimentación con un bajo coste, podían hacer reaccionar a los individuos de forma más racional y no con miopía. Dicho tipo de estudios son muy habituales en el mundo anglosajón, en especial en los Estados Unidos, pero de muy rara aplicación en nuestro entorno geográfico y económico más inmediato.
  4. La sesión plenaria presentada por Maarten Lindeboom abordó un tema muy relevante que cada vez toma mayor importancia, dado que empiezan a aparecer bases de datos que permiten estudiarlo con mayor exactitud. Las condiciones de vida en edades iniciales ocasionan consecuencias en edad adulta. Tal cual vivimos la infancia en relación a nuestro estado de salud así viviremos en edad adulta. Si bien este hecho se ha analizado habitualmente ante la presencia de shocks extremos (guerras, hambrunas, terremotos, etc.) de corta duración, podemos empezar a pensar en estudiar las consecuencias de hechos no tan mediáticos pero de igual impacto como la no disponibilidad de alimento durante la edad escolar. La acuciante crisis económica que estamos viviendo en España y sus efectos en el desempleo están ocasionando estragos en individuos en edad escolar que sin duda tal como hemos aprendido, tendrá consecuencias en el largo plazo para nuestra sociedad.
  5. Asimismo, pudimos aprender cómo diversas actuaciones podrían condicionar los estilos de vida no saludables. En concreto, hablamos de tres casos particulares: obesidad/anorexia, abuso del alcohol y consumo de tabaco. Fueron diversas las propuestas y se hizo hincapié en los efectos multiplicadores de éstas dado que al afectar a individuos puntuales se consigue un impacto difusión de la política.
  6. Otro de los temas candentes resulta el de los costes del cuidado en el largo plazo. En la primera parte de la sesión, el profesor Pestieau subrayó que la solidaridad familiar a menudo se basa en una norma social o en consideraciones estratégicas (altruismo recíproco), en lugar de en el altruismo "puro". Por su parte, Joan Costa-Font analizó programas de asociación de cuidado a largo plazo para reequilibrar el papel que Medicaid juega de ser un último recurso pagador a la aseguradora catastrófica. En la última presentación, Cristina Vilaplana analizó la sustitución de impagados para remunerados informales después de la introducción de la reforma SAAD 2007. Con posterioridad a la reforma se evidencia una alta concentración de los beneficios de cuidado de largo plazo en familias con ingresos bajos.
  7. Desde la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) se organizó una mesa interdisciplinar en la que Alberto Alemanno habló sobre la regulación de riesgos para la salud relacionados con estilos de vida en la UE, mientras que Francisco Villar aportó la perspectiva jurídica de la tensión entre la protección del individuo y la salud de la comunidad. Por otra parte, Ildefonso Hernández comparó las estrategias de salud pública poblacionales y las actuaciones de prevención a nivel individual y, para concluir, Beatriz González discutió las posibles líneas de avance en el encaje de la  Economía en la Salud Pública.
  8. Otro de los temas tratados se correspondió con las novedades presentadas por el grupo español que trabaja en EuroQol acerca del incremento en el número de dimensiones recogidas en las escalas de medición del estado de salud. La sesión mostró de forma clara cuáles son los cambios y qué consecuencias tienen para los investigadores que trabajan estos temas de evaluación económica.
  9. En otro sentido, un tema especialmente relevante que fue abordado resultó ser el de la petición que los precios de los medicamentos se basen en el valor de los mismos. En una primera intervención, Ellen Nolte comentó sobre la utilización de los precios de referencia para la asignación del precio de los medicamentos en toda Europa, mientras que Félix Lobo se centró en presentar cuál es la regulación existente, haciendo hincapié en la preocupación internacional de cómo regular los medicamentos con base biológica. Por último, Juan Oliva nos mostró cómo se obtienen los precios de referencia para el caso español, presentándonos la escasa base científica.
  10. Por último, me gustaría comentar que las Jornadas fueron éxito al ser aceptados 101 trabajos y 83 pósteres, dada la situación económica en la que nos encontramos y que está afectando a la financiación de la investigación en España. En cuanto a los premios a mejor comunicación y póster se entregaron, respectivamente, a un trabajo con experimentación para detectar la predisposición a pagar para reducir el asma en edad infantil y a una investigación que explora los determinantes sociales de la salud mental en Cataluña.

Agradecimientos
Quiero agradecer el trabajo de todo el Comité Científico de las XXXIV Jornadas de Economía de la Salud. Han sido, sin seguir ningún orden de relevancia: Juan Cabasés, Antoni Sicras-Mainar, David Cantarero, Patricia Cubí, Jaume Puig-Junoy, Beatriz González López-Valcárcel, Marina Soley y Ángel López-Nicolás.


Deja tu opinión:

Nombre:
E-mail: (No visible)
Titular:
Opinión:
¿Cuál es el número de en medio?
3 7 (9) 1 6


AES-Secretaría
TecnoCampus Mataró-Maresme
Edifici TCM2 | P2. O3.

Av. Ernest Lluch, 32
08302 Mataró (Barcelona)

Tel. 93 755 23 82
secretaria@aes.es
 

Editores del boletín: Carlos Campillo (campillo@ocea.es) y Cristina Hernández Quevedo (C.Hernandez-Quevedo@lse.ac.uk). Editora de redacción: Cristina Hernández Quevedo (C.Hernandez-Quevedo@lse.ac.uk). Comité de redacción: José Mª Abellán Perpiñán, Manuel García Goñi, Ariadna García Prado, Miguel Ángel Negrín, Vicente Ortún, Luz María Peña. Han colaborado en este número: Josep M. Argimon, Alina Baciu, Soledad Benot López, Anna García-Altés, Silvia Garrido García, Paula González, George Isham, Francisco Jódar Sánchez, Inés Macho Stadler, Rose Marie Martinez, Laia Maynou-Pujolràs, Ricard Meneu, Alec Miners, Toni Mora, Ana I. Moro Egido, Pau Olivella, Vicente Ortún, Francis Ruiz, Martin Sepulveda, N. Regina Rabinovich, Eduardo Sánchez-Iriso, David Sánchez Pardo, Marcos Vera-Hernández.