Economía y salud
BOLETÍN INFORMATIVO - Año 2013. Diciembre nº 78
www.aes.es
En este número Tesis
Portada

Opinión
Temas
Tesis
Con acuse de recibo
Noticias
Buzón de sugerencias

Socioeconomic determinants of health



Cristina Blanco-Pérez
Departamento de Economía de la Empresa
Universitat de les Illes Balears
Email: cristina.blanco@uib.cat

Tesis doctoral defendida el 17 de mayo de 2013 en el Departamento de Economía Aplicada de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad Autónoma de Barcelona, dirigida por Dr. Xavi Ramos, que obtuvo la calificación de Apto Cum Laude. Tribunal: Conchita D’Ambrosio (University of Luxembourg, Luxemburgo), Marisol Rodríguez (Universidad de Barcelona) y Therese Nilsson (Lund University, Suecia).

El principal objetivo de esta tesis es contribuir a entender mejor los efectos de las variables socioeconómicas en el nivel de salud de los individuos y así poder diseñar políticas socioeconómicas que mejoren al mismo tiempo el nivel de salud de la población. Para ello, esta tesis se centra principalmente en la controvertida relación entre la distribución de la renta y salud. Y además, propone nuevos enfoques metodológicos y econométricos para mejorar el estudio de los determinantes socioeconómicos del nivel de salud.

El primer capítulo revisa la bibliografía sobre las hipótesis y mecanismos que relacionan la distribución de la renta con el nivel de salud de los individuos. Aunque se ha probado que el nivel de la renta tiene un efecto protector sobre el nivel de salud, todavía existe controversia sobre el efecto que puede tener la distribución desigual de la renta sobre el nivel de salud individual. Los modelos teóricos iniciales sugieren que los individuos que viven en sociedades más desiguales presentarían un menor nivel de salud, mientras que la evidencia empírica previa no ha conseguido confirmar esta hipótesis, y los resultados obtenidos hasta la fecha son muy dispares. Los capítulos 2 y 3 se centran en analizar empíricamente esta relación, utilizando diferentes indicadores de distribución de la renta.

Los mecanismos que relacionan desigualdad de la renta y salud son básicamente dos: la dificultad de acceso a bienes que mejoran el nivel de salud y el estrés psicosocial. En sociedades más desiguales, existiría mayor conflicto y tensión social que dificultaría el acceso a bienes que mejoran el nivel de salud y se generaría mayor estrés psicosocial, lo que reduciría  el nivel de salud de los individuos. Tradicionalmente, este mecanismo se ha comprobado empíricamente utilizando indicadores de desigualdad de la renta (hipótesis de la desigualdad de la renta). Sin embargo, nuestra hipótesis es que la polarización de la renta sería un mejor indicador del mecanismo anterior, ya que el conflicto social no vendría sólo generado por la distancia de la renta entre grupos (alienación de los grupos de renta), sino también por la identificación que los individuos tienen con su grupo (y que los indicadores de desigualdad de la renta no tienen en cuenta). A mayor identificación con el grupo, mayor polarización y mayor conflicto. Por tanto, este segundo capítulo analiza empíricamente el efecto negativo de la polarización, utilizando el componente español del Panel de Hogares de la Unión Europea (PHOGUE) para el periodo 1994-2001. El índice de polarización se ha medido como el cociente entre la desigualdad de la renta entre grupos y la desigualdad intragrupos, teniendo en cuenta, así, la alienación y la identificación de los grupos respectivamente. En este trabajo, los grupos se han definido exógenamente. Por un lado, se ha calculado la polarización entre regiones, y en segundo lugar, entre grupos de referencia definidos por edad, nivel educativo y región. Los resultados muestran que un aumento en la polarización de la renta disminuye el nivel de salud autopercibida de los individuos, incluso controlando por desigualdad de la renta. Así, tanto las distancias entre grupos de referencia como la identificación con el grupo, serían relevantes para la salud.

El capítulo 3 analiza la relación entre la renta relativa y la salud (hipótesis de la renta relativa). En este caso, el estrés psicosocial vendría generado por la distancia entre la renta individual con respecto a la renta de los individuos del grupo de referencia. Tradicionalmente, las comparaciones de renta se establecen hacia “arriba”, con los individuos con rentas más altas. Se espera que cuanto más grande sea esta distancia, más privación sufrirá el individuo y peor será su nivel de salud. Sin embargo, la evidencia previa no es concluyente con respecto a esta hipótesis. Además, nueva evidencia muestra que las comparaciones pueden darse también hacia “abajo”, con respecto a los individuos más pobres. La contribución de este capítulo es, por tanto, dar respuesta a las disparidades en los resultados de la bibliografía previa y revisar la hipótesis de la renta relativa. Para ello se han utilizado como indicadores de renta relativa un índice de privación y un índice de satisfacción de la renta, que permiten medir por separado el efecto de las comparaciones de renta en el nivel de salud. El índice de privación mide las distancias entre la renta del individuo y las rentas de los individuos más ricos dentro del grupo de referencia (comparaciones hacia “arriba”), y las distancias con las rentas de los individuos más pobres (comparaciones hacia “abajo”). En este caso, se han utilizado datos del German Socio-Economic Panel data (Panel Socioeconómico Alemán, SOEP) para el período 1994-2010. La principal ventaja de esta base de datos es que incluye variables casi-objetivas de salud (como son las dimensiones de salud física y mental del índice SF-12), además de la variable de salud autopercibida. Para el caso de Alemania, los resultados muestran que las comparaciones hacia “arriba” no generarían estrés psicosocial, pero sí las comparaciones hacia “abajo”.  Dependiendo de cuál de los dos efectos domine, podríamos observar un efecto global positivo o negativo. Esto explicaría las discrepancias en los resultados en estudios previos que utilizan medidas de renta relativa agregadas (como la renta media).

El último capítulo aporta mejoras a la modelización de la variable salud cuando se analizan sus determinantes socioeconómicos en un contexto dinámico. En concreto, se mide la importancia del  grado de “state dependence” (efecto del nivel de salud previo en el nivel de salud actual) en la variable de salud autopercibida en España, controlando al mismo tiempo por heterogeneidad observada y no observada. No tener en cuenta el “state dependence” puede conducir a sobreestimar el efecto de las variables socioeconómicas en el nivel de salud. Con este objetivo en mente, se han estimado una serie de modelos econométricos dinámicos, incluyendo una nueva propuesta para el modelo de selección de Heckman, utilizando de nuevo el componente español del PHOGUE para el período 1994-2001. Los resultados muestran que el poder explicativo de las variables socioeconómicas se reduce, o desaparece, una vez se corrige por “state dependence” y la heterogeneidad no observada.  Así, los “estados pasados” serían relevantes para la salud actual, lo que sugiere que mejorar las condiciones socioeconómicas en estados iniciales del individuo y la prevención mejorarían la salud individual.


Deja tu opinión:

Nombre:
E-mail: (No visible)
Titular:
Opinión:
¿Cuál es el número de en medio?
3 7 (9) 1 6


AES-Secretaría
TecnoCampus Mataró-Maresme
Edifici TCM2 | P2. O3.

Av. Ernest Lluch, 32
08302 Mataró (Barcelona)

Tel. 93 755 23 82
secretaria@aes.es
 

Editores del boletín: Carlos Campillo (campillo@ocea.es) y Cristina Hernández Quevedo (C.Hernandez-Quevedo@lse.ac.uk).

Editora de redacción: Cristina Hernández Quevedo (C.Hernandez-Quevedo@lse.ac.uk).

Comité de redacción:
José Mª Abellán Perpiñán, Pilar García Gómez, Manuel García Goñi, Ariadna García Prado, Miguel Ángel Negrín, Vicente Ortún.

Han colaborado en este número:
José María Abellán Perpiñán, Alejandro Arrieta, Cristina Blanco-Pérez, David Cantarero Prieto, María Luisa Clark, Joan Costa-i-Font, Greg de Lissovoy, Manuel García Goñi, Ariadna García Prado, Ildefonso Hernández Aguado, Félix Lobo Aleu, Ricard Meneu, Marta Pascual Sáez, José Alberto Salinas Pérez, Fernando Ignacio Sánchez Martínez, Luis Carlos Silva Ayçaguer, Alexandrina Stoyanova, Andrew Street, Damián Vázquez.