Economía y salud
BOLETÍN INFORMATIVO - Año 2019. Noviembre. nº 93
www.aes.es
En este número Noticias destacadas
Portada

Opinión
Temas
Tesis
Con acuse de recibo
XXXIX Jornadas AES
Noticias
¿La Evaluación Económica, también con información de las bases de datos administrativas y clínicas?

Drummond (2005) define la evaluación económica como el análisis comparativo de cursos de acción alternativos en términos de coste y consecuencias para la salud. En el capítulo referido a los diferentes tipos de evaluación económica, se describen sus características... [+]


Framingham risk score ajustado por edad: enfoque novedoso para predecir el riesgo de tener un evento cardiovascular

Las enfermedades coronarias e ictus son la primera y la segunda causa de muerte con mayor prevalencia en Europa y, al mismo tiempo son las principales causas de discapacidad. Ya en 2003, las enfermedades cardiovasculares (ECV) fueron responsables de más de... [+]


Un experimento en Barcelona concluye que se puede mejorar la nutrición con talleres escolares amenos y formativos

En España, según la Encuesta Europea de Salud 2014, el 21,5% de los jóvenes entre 15 y 24 años toma diariamente refrescos azucarados, y otro 21,4% lo hace tres veces por semana. Estas bebidas aportan calorías vacías, sin beneficio nutricional, contribuyen... [+]


Resumen de los trabajos premiados durante las XXXIX Jornadas AES

En esta contribución se resumen diferentes trabajos premiados durante las pasadas XXXIX Jornadas de Economía de la Salud celebradas en Albacete del 12 al 14 de junio de 2019: la mejor Comunicación Gráfica (Póster), la mejor Comunicación Oral y el Premio SESPAS... [+]


Student-supervisor conference, ¿por qué no me puedo perder la séptima edición? Crónica de la sexta edición

Como ya viene siendo habitual los últimos años, los investigadores nóveles finalizaron el curso con la PhD Student-Supervisor and Early Career Research Conference (EuHEA-PhD). Esta sexta edición fue celebrada del 4 al 6 de septiembre en la Católica Porto Business... [+]


Crónica del VIII Taller EvaluAES: un espacio multidisciplinar para evaluar políticas de salud

El pasado 3 de mayo de 2019 se celebró en Palma de Mallorca, en la Facultad de Economía y Empresa de la Universitat de les Illes Balears, el VIII Taller de investigación organizado el por grupo de interés en Evaluación de Políticas y Servicios de Salud de AES (EvaluAES)... [+]


Reflexionando sobre los retos futuros del sistema nacional de salud. Lecciones de las XXXIX Jornadas AES

En este texto pretendemos hacer una recopilación de algunos de los mensajes más significativos que nos han dejado las XXXIX Jornadas AES, muchos de los cuales han tenido una importante repercusión en medios de comunicación nacionales. Históricamente... [+]





Opinión
¿La Evaluación Económica, también con información de las bases de datos administrativas y clínicas?

Javier Mar
OSI Alto Deba
Email: franciscojavier.marmedina@osakidetza.eus

 

 

Miguel Ángel Negrín
Universidad de las Palmas de Gran Canaria
Email: miguel.negrin@ulpgc.es

 

David Epstein
Universidad de Granada
Email: david.epstein@york.ac.uk

 

Drummond (2005) define la evaluación económica como el análisis comparativo de cursos de acción alternativos en términos de coste y consecuencias para la salud. En el capítulo referido a los diferentes tipos de evaluación económica, se describen sus características según el alcance del estudio. En el caso del análisis coste-utilidad, lo que importa es que mediante la técnica estadística que sea podamos cuantificar el coste incremental que representa ganar un año de vida ajustado por calidad (AVAC) con la nueva intervención sanitaria cuando se compara con la alternativa estándar. No se hace mucho énfasis en los dos enfoques que podemos aplicar para calcular el coste y la efectividad de cada una de las alternativas. El primero es la modelización de la historia natural de la enfermedad, principalmente a través de modelos de Markov (Briggs et al, 2006). El segundo es el análisis estadístico con datos individuales de paciente de coste y efectividad, que se ha utilizado especialmente en el contexto de ensayos clínicos (Glick et al., 2007). Sin embargo, en España la incorporación de la evaluación económica en el diseño de los ensayos clínicos ha sido escasa (Lanzeta et al., 2016). Muchas veces se llevan a cabo análisis de costes post-hoc para agregar una evaluación económica que no se había planteado en el diseño original. Esto lleva habitualmente a la necesidad de utilizar modelos donde el resultado de los ensayos clínicos se incorpora en forma de hazard ratio, Odds ratio o riesgo relativo entre intervenciones, no sacando partido a la información que ofrecen los datos a nivel individual.

Aunque los resultados aportados por los ensayos clínicos tienen el mayor nivel de evidencia (validez interna), los estudios observacionales permiten comparar los resultados y los costes de diferentes enfoques de la práctica clínica habitual para una misma enfermedad (validez externa). Cuando la información clínica solamente estaba disponible en papel, la realización de los estudios observacionales exigía recoger de forma individual las variables de uso de recursos de cada paciente. Sin embargo, la informatización de la historia clínica ha permitido disponer de bases de datos clínicas con grandes muestras de casos y un uso potencial para la evaluación económica (Garrison et al., 2007). Generalmente la población diana (casos) se obtiene de las bases de datos clínicas y el uso de recursos de cada caso se obtiene de las administrativas. Además, los fármacos están incluidos por la receta electrónica, lo que permite usarlos tanto para conocer costes como para diferenciar alternativas a estudio. El problema suele estar en la obtención de las utilidades (EuroQol EQ-5D) a nivel individual ya que no se recogen de forma rutinaria en la práctica clínica. Por ello, la obtención de las utilidades tiene que ser objeto de un estudio específico prospectivo o simplemente recogerlas de la literatura.

El problema del sesgo de selección inherente en el diseño observacional se puede paliar mediante técnicas estadísticas adecuadas, como los modelos de regresión (Kreif et al., 2013) o, más recientemente, el propensity score que permite balancear los dos grupos de análisis (Garrido et al., 2014). En el Taller precongreso de las XXXVIII Jornadas AES celebradas en Las Palmas de Gran Canaria, Richard Grieve abordó su aplicación mediante el paquete en R “genetic matching” (Sekhom, 2007). La sintaxis que compartió con los participantes permite balancear los dos grupos aplicando tanto la técnica del peso de cada caso (“weighting”) como la del apareamiento de los casos (“matching”).

Una vez balanceados los dos grupos de intervención se podrán analizar los datos de coste y AVACs a través de modelos multivariables que consideren la correlación existente entre el coste y la efectividad (estimación bootstrap, modelos de regresión, etc.). Por ejemplo, los modelos SUR (seemingly uncorrelated regressions) (Willan y Briggs, 2006) permiten la estimación del coste y la efectividad incremental a través de la incorporación de una variable indicadora de tratamiento en las regresiones para el coste y la efectividad, además de la inclusión de otras variables de control, como por ejemplo aquellas detectadas como relevantes en el “genetic matching”.

Como conclusión, este post pretende poner en valor las potencialidades del uso de las bases de datos administrativas para realizar evaluación económica. Los servicios de salud de varias comunidades autónomas disponen ya de bases de datos corporativas que permiten llevar a cabo la evaluación económica de diferentes intervenciones. Así, por ejemplo, el Servicio Vasco de Salud dispone de la base de datos corporativa Oracle Business Intelligence (OBI) que contiene información actualizada diariamente de todos los contactos con Atención Primaria, hospitalizaciones, hospitalización a domicilio, consultas hospitalarias, urgencias y farmacia, así como los episodios de la historia clínica electrónica de los pacientes. Con bases de datos provenientes de la práctica clínica se ha llevado a cabo la evaluación económica de procedimientos quirúrgicos (laparoscopia versus cirugía abierta) (Mar et al., 2018). En la Tabla 1 se señalan las ventajas e inconvenientes del uso de las bases de datos provenientes de la práctica clínica para llevar a cabo estudios de evaluación económica.

 

Tabla 1. Uso de las bases de datos administrativas y clínicas para realizar evaluación económica

Ventajas

Tamaños muestrales elevados disponibles.

Inmediatez en el acceso a los datos.

Transferibilidad de los resultados a la práctica.

Bajo coste de la obtención de datos.

Inconvenientes

Datos retrospectivos.

Limitación a los datos recogidos por la administración.

No disponibilidad de datos de utilidad (EQ-5D).

Variabilidad en el acceso a estos datos por comunidad autónoma.

 

Para una información más detallada de las técnicas estadísticas apropiadas para el uso de datos administrativos en evaluación económica se recomiendan los siguiente dos cursos cortos: A) “Methods for addressing selection bias in health economic evaluation”, curso impartido por el profesor Richard Grieve, London School of Hygiene & Tropical Medicine, que ha sido impartido en distintas versiones en los últimos años, B) “Analysing Patient-Level Data using Hospital Episode Statistics (HES)”, curso impartido en la Universidad de York que tendrá su próximo edición en julio de 2019.







Temas
Framingham risk score ajustado por edad: enfoque novedoso para predecir el riesgo de tener un evento cardiovascular

Zuzana Špacírová
Escuela Andaluza de Salud Pública
Email: zuzana.spacirova@hotmail.com

 

Esta contribución resume los resultados del proyecto CribadO Para las Enfermedades CardioVasculares (COPA-ECV) que recibió la Beca de Investigación en Economía de la Salud en las XXXVII Jornadas de Economía de la Salud en 2017.

 

Introducción

Las enfermedades coronarias e ictus son la primera y la segunda causa de muerte con mayor prevalencia en Europa y, al mismo tiempo son las principales causas de discapacidad. Ya en 2003, las enfermedades cardiovasculares (ECV) fueron responsables de más de 170 billones de euros anuales del gasto en salud por parte de los estados miembros de la Unión Europea (UE), desafiando la sostenibilidad de los sistemas sanitarios. A pesar de las reducciones en las tasas de mortalidad de las ECV por edades en muchos países europeos durante las últimas décadas, se prevé que la futura carga global de las ECV irá en aumento como resultado del envejecimiento de la población y la creciente prevalencia de la obesidad y la diabetes. El riesgo de una ECV está relacionado con la edad, estilo de vida, factores clínicos tales como hipertensión y colesterol, y posiblemente factores genéticos. Se ha estimado que con un mejor cribado y una mejor gestión del riesgo se podrían evitar decenas de miles de casos de las ECV anuales en los países de la UE. Hasta ahora, pocos países europeos han implementado programas sistemáticos para la identificación de la población en alto riesgo de ECV. Se prevé que una estrategia de cribado exhaustiva de prevención primaria, como es la detección y tratamiento de las personas en riesgo inaceptablemente alto de tener un evento cardiovascular (CV), por ejemplo, del 20% en 10 años, con las estatinas, podría mejorar la salud de la población a un coste aceptable. El objetivo de este trabajo es el estudio de coste-efectividad de las distintas estrategias de cribado para detectar un evento CV en Inglaterra, y en particular, si es coste-efectivo ajustar por edad un método “convencional”.

 

Metodología

Fuente de datos

El presente trabajo es una continuación de un proyecto multicéntrico denominado “EPIC-CVD: Individualised CVD risk assessment: tailoring targeted and cost-effective approaches to Europe´s diverse populations”. El proyecto duró desde 2012 hasta 2015. Se trata de un estudio prospectivo con un seguimiento de 15 años que explota una base de datos de 519.978 personas de edades comprendidas entre 35 y 70 años que han sido reclutadas en 23 centros de 10 países europeos y que contiene un gran número de variables basales como el estilo de vida, los factores socioeconómicos, variables clínicas derivadas de muestras de sangre, variables genéticas y otras características. Se trata de un estudio epidemiológico del diseño casos-cohorte. Consta de 16.000 casos de cardiopatía coronaria y más de 11.000 casos de infartos cerebrales. Los investigadores han identificado una cifra similar de controles.

Estrategias de cribado

Se han desarrollado dos modelos diferentes para las estrategias de cribado de hombres y mujeres, en función de dos métodos de estimación de riesgo de cada paciente. El primer método estaba basado en el riesgo de Framingham (FRS) “convencional” calibrado para la población europea. El segundo método de cribado ha sido el FRS ajustado por edad. La FRS ajustada por edad no se aplica actualmente, y es el nuevo método diseñado en este proyecto. El cribado tuvo lugar en la atención primaria e incluyó una consulta médica y un análisis de sangre.

El FRS es un algoritmo que estima el riesgo de tener una ECV a los 10 años. Una vez dividida la población en alto (cuyo riesgo de tener un evento CV a los 10 años es superior a 7,5% y se corresponde con un 15% de la población total) y bajo riesgo, se dieron las estatinas a la población en alto riesgo. No obstante, este tipo de FRS identifica en mayor medida a las personas mayores como las de alto riesgo de tener un evento CV, porque la edad es un elemento importante en el FRS “convencional”. Esto es un problema, porque la gente mayor no tiene suficiente tiempo para beneficiarse de las estatinas (ya que antes muere por otras causas). Por lo tanto, se utilizó una regresión por mínimos cuadrados ordinarios para estimar el riesgo a los 10 años de tener un evento CV ajustado por edad de cada hombre y mujer por separado, con la intención de formular un sistema de predicción de riesgo de tener un evento CV más preciso (FRS ajustado por edad). Una vez más, a los de alto riesgo se les dieron las estatinas.

Las alternativas a comparar han sido las de hacer el cribado a los 40, 50, 60 y 70 años para los hombres, y a los 50, 60 y 70 años para las mujeres, basado en la FRS “convencional” y en la FRS ajustada por edad. La decisión de proporcionarle a las mujeres las estatinas a la edad más avanzada que a los hombres estaba respaldada por la idea que las mujeres gozan hasta la menopausia (alrededor de 50 años de edad) de una mejor protección frente a los hombres, por razones biológicas, como es la presencia de estrógenos.

Estimación del modelo

Se ha elaborado el modelo de Markov con cinco estados de salud. El modelo comienza en el estado de salud “sano” (no evento). Al final de cada ciclo y en función del riesgo de tener un evento CV de cada persona, ésta puede pasar al estado de salud de evento CV (primer año), muerte por evento CV, o muerte por otras causas. El estado tunnel (supervivencia después de primer año de tener un evento CV), ha servido para incluir un mayor riesgo de muerte durante el primer año después de tener un evento CV. La distribución de la población entre varios estados de salud se ha calculado a partir de la probabilidad de transición. El equipo de Cambridge estimó los riesgos de un evento CV para cada una de las seis transiciones destacadas en la Figura 1, en la cohorte de bajo riesgo y en la cohorte de alto riesgo, utilizando los datos del estudio caso-cohorte EPIC-CVD (Figura 1).

 

Figura 1. Modelo de Markov

Fuente: Elaboración propia.

 

Estimación de los parámetros

Se han estimado los costes y las utilidades asociados al primer año y a los años sucesivos después de tener un evento CV no mortal, los costes de cribado y de seguimiento y el riesgo relativo que recogió la adherencia a las estatinas. Todos los costes se han estimado en libras esterlinas para el año 2017.

Los resultados se han medido en costes, años de vida ajustados por calidad (AVACs) y la ratio coste-efectividad incremental (RCEI). Para analizar la incertidumbre de los parámetros incluidos en el modelo, se han hecho análisis de sensibilidad univariantes (incluyendo la desutilidad de tomar las estatinas y variando la adherencia) y probabilístico con 200 simulaciones.

 

Resultados

Para las mujeres, la opción más coste-efectiva dado el umbral de £20.000-30.000 por AVAC ganado, es hacer el cribado a los 50 años de edad basado en la FRS “convencional”.

Para los hombres, la alternativa más coste-efectiva bajo el umbral de £20.000-30.000 por AVAC ganado es hacer el cribado a los 40 años de edad basado en la FRS “convencional”. Además, se puede afirmar que cuanto antes se haga el cribado y, por ende, se empiece a tratar a la población en alto riesgo de tener un evento CV, más alta es la ganancia en AVACs para ambos sexos (Tabla 1).

 

Tabla 1. Análisis de las intervenciones no dominadas

 

Intervención

Δ Costes

Δ AVACs

RCEI

Hombres

FRS1,70

23

0,0061

3.770

FRS1,60

54

0,0119

4.538

FRS1,50

109

0,0198

5.505

FRS0,40

209

0,0291

7.182

Mujeres

FRS0,70

63

0,0129

4.884

FRS0,60

121

0,0234

5.171

FRS0,50

215

0,0364

5.907

Fuente: Elaboración propia.

Nota: AVACs: Años de Vida Ajustados por Calidad; RCEI: Ratio Coste-Efectividad Incremental calculado en £/AVAC; FRS0,50: 50 años de edad, fórmula Framingham "convencional"; FRS1,50: 50 años de edad, fórmula Framingham ajustada por edad.

 

El análisis de sensibilidad probabilístico se efectuó para incluir en el modelo la variación en los parámetros asociados a cada una de las alternativas y, por ende, mejorar la calidad de la información sobre el coste-efectividad de las distintas alternativas a tener en cuenta. En cuanto a las mujeres, las 200 simulaciones que se hicieron de los costes y del riesgo relativo asociado a tomar las estatinas no han mostrado variación respecto a las estimaciones puntuales de los costes y los AVACs del modelo inicial (Figura 2). Por lo tanto, el análisis de sensibilidad probabilístico no modifica las conclusiones generales. No obstante, en la población masculina se observa un cambio en el resultado, y es que la alternativa más coste-efectiva dado el umbral de £20.000-30.000, incluso £50.000, es hacer el cribado a los hombres de 40 años basado en la FRS ajustada por la edad (Figura 3). Probablemente, esta diferencia entre los resultados del modelo determinístico y el modelo estocástico es debido a las distribuciones asimétricas de algunos parámetros.

 

Figura 2. La curva de aceptabilidad (mujeres)


Fuente
: Elaboración propia.

 

Figura 3. La curva de aceptabilidad (hombres)


Fuente
: Elaboración propia.

 

Discusión

La política de cribado puede ser diferente para mujeres y hombres. Numerosos estudios demuestran que los hombres son más propensos a tener los eventos CV más pronto que las mujeres porque las mujeres están mejor protegidas debido a los estrógenos. A partir de la menopausia, el riesgo de tener un evento CV aumenta considerablemente. Las mujeres en edades jóvenes pueden tener menos conciencia de estar en alto riesgo de tener un evento CV que los hombres, ya que están naturalmente más protegidas.

 

Implicaciones del trabajo para la práctica clínica

Ahora mismo, el screening para las ECV en Inglaterra no está indicado de forma rutinaria, aunque sí está recomendado para las personas a partir de 40 años de edad. Sus futuras políticas deberían ir encaminadas hacia la detección precoz de las personas, especialmente mujeres, en alto riesgo de tener un evento CV y, por consiguiente, su tratamiento y monitorización. Si el NHS hiciera el cribado de forma rutinaria, debería calcular el riesgo de tener un evento CV con el FRS ajustado por edad en el caso de los hombres, y con el FRS “convencional” en el caso de las mujeres. Modificando los parámetros del modelo, es posible estudiar las implicaciones de estimar el riesgo de tener un evento CV mediante la FRS ajustada por edad tanto en España como en otros países europeos.




Un experimento en Barcelona concluye que se puede mejorar la nutrición con talleres escolares amenos y formativos

Toni Mora
Universidad Internacional de Catalunya
Email: tmora@uic.es

 

Beatriz González López-Valcárcel
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria
Email: Beatriz.lopezvalcarcel@ulpgc.es

 

Resumen del artículo “Breakfast choice: An experiment combining a nutritional training workshop targeting adolescents and the promotion of unhealthy products”, publicado en Health Economics. Premio AES al mejor artículo de Economía de la Salud 2018.

 

Motivación

En España, según la Encuesta Europea de Salud 2014, el 21,5% de los jóvenes entre 15 y 24 años toma diariamente refrescos azucarados, y otro 21,4% lo hace tres veces por semana. Estas bebidas aportan calorías vacías, sin beneficio nutricional, contribuyen a la extensión del problema de la obesidad e imponen altos costes en términos de salud.

En este estudio nos preguntamos si sería posible cambiar las elecciones de los adolescentes hacia otras más saludables con intervenciones en las escuelas. Si se consiguiera demostrar que los talleres nutricionales son efectivos y su coste es razonable, podrían generalizarse a partir de una experiencia piloto. Esto es lo que hacemos en el artículo: hemos diseñado, implementado, analizado y discutido una experiencia piloto en Barcelona, con la que se evalúa el impacto a corto plazo en escolares adolescentes de un taller nutricional divertido y formativo para cambiar elecciones insanas de desayuno por otras saludables.

 

El experimento

Diseñamos un experimento, y lo implementamos con 3.291 alumnos y alumnas de 7º grado (12-13 años) de 126 clases en 104 escuelas de Barcelona. En el experimento se daba a elegir entre varias opciones de desayuno, saludable y no saludable, separando la elección de comida y de bebida. Esta invitación a desayunar se repetía dos veces, una antes de la intervención y la otra después. El día anterior al primer desayuno se pasaba en todos los colegios de la muestra un cuestionario basal individual, en que se preguntaba sobre contexto familiar y escolar, aficiones, cualificaciones académicas y otras características ajenas a la nutrición. La intervención consistió en un taller nutricional impartido por una nutricionista experimentada y diseñado a modo de atractivo juego. Solo se daba el taller en la mitad de las escuelas, seleccionadas al azar, las demás constituían el grupo de control. Una peculiaridad del experimento es que, emulando las campañas de marketing en supermercados, a algunos niños - seleccionados al azar- se les hacían ofertas de 2 por 1 (es decir, el doble de cantidad) de los alimentos o bebidas insanos.

 

Los modelos

Utilizamos modelos lineales de diferencias en diferencias, controlando por características individuales, familiares, de la escuela y del vecindario, así como por la influencia del grupo de amigos.

El modelo empírico de base es el siguiente:

donde yijt = 0 si el estudiante i que va a la escuela j elige la opción no saludable en el momento t (t = 0 antes del taller, primer desayuno, t=1 después, o sea, segundo desayuno). E es la dummy para el grupo experimental y xit incluye las características individuales que cambian en el tiempo, como el número de amigos que elige la opción insana. P es el precio relativo del producto no saludable, aproximado mediante la promoción (P = 1 para el tercio de estudiantes que al azar han recibido un vale de oferta dos por uno del alimento o la bebida no saludables, cero para el vale normal). El modelo incluye efectos fijos no observables del estudiante (αi) y de la escuela (αj). εijt es el error aleatorio del modelo que se supone independiente de las variables explicativas. Los parámetros de interés son η (efecto del taller) y λ (efecto precio). Estimamos la ecuación 1 diferenciada, para eliminar los efectos fijos no observables (ecuación 2):

donde una diéresis sobre una variable indica primera diferencia. Al aplicar primeras diferencias también se anula el efecto precio, que por tanto no está identificado, aunque sí lo está su cambio en el segundo periodo (ψ). La única X incluida en la especificación (cambia con el tiempo) es la influencia de los amigos, medida con el porcentaje de amigos que eligen insano. Puesto que es plausible que sea endógena, se ha instrumentado, para cada escolar, con las elecciones de los amigos de sus amigos que no son sus amigos.

La ecuación (2) incluye dos ecuaciones, de alimento y de bebida, que se estimaron conjuntamente para permitir que los errores aleatorios de ambas elecciones estén correlacionados (los mismos factores no observados que influyen en la elección sana o insana de alimento influyen en la elección de bebida sana o no saludable), y los errores estándar se ajustaron considerando correlación intragrupo (mismo estudiante hace ambas elecciones).

Además de la ecuación principal (2) para toda la muestra, la hemos estimado por separado para los estudiantes tentados por la promoción del dos por uno (P=1) y para los de vale normal (P=0). Obviamente, el término ψPi resulta omitido al no presentar variación muestral:

Un contraste de igualdad de los coeficientes de Ej en ambos grupos permite determinar si el efecto de la promoción contrarresta, y hasta qué punto, el efecto del taller.

Hemos sometido a nuestros datos y modelos a un gran estrés bajo la forma de pruebas de robustez, que pasaron satisfactoriamente. Los detalles pueden consultarse en el artículo.

 

Los resultados

La primera sorpresa ha estado en las elecciones basales, es decir, el primer desayuno, antes del taller. La mitad de los escolares elegían un alimento no saludable y tres de cada cuatro, una bebida insana. Dominaba la Coca-Cola, casi la mitad de los desayunos que servimos la primera vez contenían Coca-Cola.

Los modelos señalan claramente que el taller ha sido efectivo, reduciendo la probabilidad de elegir una opción no saludable de comida y de bebida un 7.1% y un 4.4% respectivamente (parámetros de alimentos y de bebidas). Por tanto, hemos aprendido que a través de juegos nutricionales pueden modificarse las elecciones hacia opciones más saludables, al menos a corto plazo y sobre todo de alimentos. Sin embargo, la promoción de bebidas no saludables contrarrestó totalmente el efecto beneficioso del taller.

Otros resultados de interés son que el grupo de amigos tiene una gran influencia en las elecciones, y que las niñas son más reactivas al taller que los niños. Por el contrario, no se han detectado diferencias significativas entre colegios públicos y privados, entre inmigrantes y nativos o por niveles de renta o educación de los padres y madres.

 

Los entresijos del estudio

Una característica distintiva de este estudio es que hemos generado datos primarios mediante un experimento social en toda regla, con diseño aleatorizado de grupos (colegios) experimentales y de control. Esto hubiera sido imposible sin la colaboración de los Departamentos de Salud y de Educación de la Generalitat de Catalunya, sin la autorización de los padres y la colaboración de directores de escuelas y profesores. También hubiera sido imposible sin financiación. Experimentar es caro en tiempo, en dinero y en esfuerzo.

Las dificultades que habíamos leído en la literatura sobre experimentos sociales en economía, señaladas por Banerjee y Duflo y en el conocido manual del Banco Mundial sobre evaluación de impacto también se nos presentaron a nosotros. Destacamos dos dilemas éticos. El primero es que el experimento tienta a los adolescentes ofreciéndoles productos insanos como la Coca-Cola, que posiblemente en su casa estuvieran prohibidos. Y encima a un tercio de los escolares los tentamos con un dos por uno. Consideramos que valía la pena por el conocimiento que se podría generar, con el que diseñar políticas y estrategias prometedoras de nutrición en las escuelas. Al fin y al cabo, por otra parte, los adolescentes están diariamente sometidos a ese tipo de ofertas en los supermercados y tiendas de chuches de la esquina de la escuela. El segundo dilema ético consistía en privar del taller a las escuelas que por azar habían caído en el grupo de control. Esto lo resolvimos posteriormente, ofreciéndoles el taller una vez terminado el experimento. Ya desde el principio nos dimos cuenta de que una vez seleccionado al azar un colegio para el grupo experimental, tendríamos que ofrecer el taller en todos los grupos (clases) de ese colegio, tanto por motivos éticos y de legitimidad del equipo directivo como para evitar ruido.

La casuística en torno a los detalles del experimento es muy rica. Aunque las instrucciones eran claras, en algunos colegios los profesores que vigilaban en el momento del cuestionario no fueron muy estrictos para evitar la interacción entre escolares. Hubo que adaptar los desayunos a las variadas alergias declaradas por los escolares. Tal vez durante el cuestionario basal, en que se ofrecía el primer desayuno, algunos chicos pudieran haber creído que la elección de desayuno era puramente teórica, aunque se indicaba a los profesores que debían insistir en que al día siguiente apareceríamos en el colegio con una bolsa nominativa con el desayuno elegido por cada chico o chica. No hemos llevado la cuenta del número de horas dedicadas por Toni y su becario a resolver problemas de logística, contactos, permisos, etc., pero ha sido un gran número.

 

¿Y ahora qué?

Hemos demostrado que un taller nutricional bien diseñado y bien impartido es efectivo para cambiar las elecciones de los adolescentes hacia las opciones saludables. Ese resultado es solo a corto plazo; no hemos podido revalidarlo a largo plazo por falta de recursos. Aunque la muestra es para todo Barcelona, y no hemos encontrado diferencias significativas asociadas a características medibles del colegio o el barrio, no conocemos la validez externa del experimento en otros contextos fuera de Barcelona. ¿Vale la pena poner en marcha de forma sistemática talleres nutricionales en las escuelas, es decir, ir a por el “scaling up” del experimento? La respuesta requiere hacer balance entre los costes y los beneficios del programa. Nuestro experimento fue muy costoso, pero si se generalizara, se aprovecharían economías de escala reduciendo el coste medio, ya que los costes fijos han sido altos (puestas en marcha de acuerdos institucionales, elaboración de cuestionarios), podrían rebajarse los costes de los talleres y con personal contratado a tiempo completo por la Consejería que cubriera el programa con una adecuada planificación temporal. Además, el efecto aprendizaje abarataría el proceso al estandarizar procedimientos -contacto con colegios y padres, permisos, etc-.




Resumen de los trabajos premiados durante las XXXIX Jornadas AES

En esta contribución se resumen diferentes trabajos premiados durante las pasadas XXXIX Jornadas de Economía de la Salud celebradas en Albacete del 12 al 14 de junio de 2019: la mejor Comunicación Gráfica (Póster), la mejor Comunicación Oral y el Premio SESPAS a la mejor Comunicación de Salud Pública en las XXXIX Jornadas.

 


 

El dilema de “ser o no ser” donante de sangre en el Reino Unido

 

María Errea Rodríguez
Office of Health Economics
Email: merrea@ohe.org

 

Esta contribución resume el trabajo “Blood donation in the UK. Are we doing all right or could we do better?”, que obtuvo el Premio a la mejor Comunicación Gráfica (Póster) en las XXXIX Jornadas de Economía de la Salud celebradas en Albacete del 12 al 14 de junio de 2019.

El pasado mes de junio tuve la oportunidad de presentar en Albacete, sede de las XXXIX Jornadas de Economía de la Salud, un trabajo de investigación que la Office of Health Economics (OHE), donde ahora trabajo, me ha incentivado a desarrollar. Se trata de la donación de sangre en Reino Unido. El tema es de interés en el Reino Unido, y el Sistema Nacional de Salud para Sangre y Trasplantes inglés (NHSBT, por sus siglas en inglés) ha aceptado colaborar para proporcionar algunos datos que permitan la realización del estudio.

El principal problema en el contexto de la donación de sangre es que ésta no se puede crear de manera artificial. Como en muchos otros países, la única fuente para obtener sangre en el Reino Unido es a través de donaciones humanas voluntarias, no remuneradas. El número de citas reservadas para donar sangre en el sistema sanitario (competencia del NHSBT) ha aumentado significativamente en los últimos años. No parece haber un problema de falta de sangre a nivel global en el Reino Unido. Sin embargo, en los últimos años se ha despertado interés en un curioso fenómeno: el número de citas pedidas para realizar una donación en el Reino Unido es mayor que el número de donaciones finales de sangre. Dado que existe una necesidad urgente de más donantes nuevos de sangre, especialmente de algunos tipos cuya demanda de transfusiones supera con creces a la oferta, el NHSBT está interesado en explorar los factores clave que están impulsando a los posibles donantes que piden cita a realizar o no finalmente una donación.

El objetivo de esta colaboración entre la OHE y el NHSBT es explorar las circunstancias y características que conducen a la donación, en comparación con las que no conducen a una donación, entre las personas que piden una cita. En especial, el NHSBT está preocupado por el comportamiento de aquellas personas que piden cita por primera vez, y, por tanto, se trata de la primera aproximación de éstas al entorno de la donación.

Para ello, hemos solicitado la siguiente información al NHSBT: la fecha de la donación (si es que se realiza), la fecha en la que se pidió la cita, la fecha de la cita, medio por el que se pidió la cita (teléfono, web, en persona), si se realizó un recordatorio por parte del NHSBT, el método (si es que se dispone de dicha información) elegido explícitamente por el potencial donante para el recordatorio (teléfono, carta, email), datos sobre el motivo de la cancelación (o al menos si fue anunciada con antelación) o si simplemente no acudió a la cita, razones para donar, lugar donde tuvo lugar la donación, y número de la donación (para distinguir al grupo de personas que donan por primera vez). También se ha pedido información sociodemográfica, siempre que no comprometa la confidencialidad de los datos personales. Con esta información, mediante técnicas estadísticas y econométricas, trataré de mostrar al NHSBT cuál es el perfil de aquellos que donan con respecto a aquellos que no donan, lo más detallado posible en base a la información proporcionada.

En este momento no podemos mostrar resultados del estudio, ya que todavía no disponemos de los datos. Sin embargo, espero y creo de verdad que esta investigación será muy valiosa para ayudar al NHSBT, no solo a comprender los factores clave que impulsan las donaciones de acuerdo con los datos disponibles, sino también a identificar dónde puede estar el problema que hace que algunas personas decidan no donar, especialmente para aquellos que han solicitado una cita por primera vez.

Si la salud nos lo permite, todos tendríamos que donar. O al menos, pensar en ello.

Gracias a AES por creer en esta investigación.

 


 

Tomando decisiones en circunstancias de incertidumbre: ¿Qué impacto tienen las iniciativas europeas de acceso temprano?

 

Pilar Pinilla Domínguez
Scientific Advice
National Institute for Health and Care Excellence (NICE)

Londres, Reino Unido
Email: pilar.pinilla-dominguez@nice.org.uk
Twitter: @pilarpinilladom

 

Este Blog resume el trabajo “Impacto de la autorización condicional en la evaluación de tecnologías sanitarias: experiencias del National Institute for Health and Care Excellence (NICE) por Pilar Pinilla Domínguez (NICE), Huseyin Naci, Leeza Osipenko y Elias Mossialos (LSE Health), y que obtuvo el Premio a la mejor Comunicación Oral en las XXXIX Jornadas de Economía de la Salud celebradas en Albacete del 12 al 14 de junio de 2019.

¿Por qué y cómo se realizó el estudio?

En los últimos años, la autorización temprana de medicamentos con evidencia todavía incierta está siendo habitual por parte de las agencias reguladoras. La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ofrece autorización temprana para ciertos medicamentos mediante dos rutas: autorización condicional y autorización en condiciones excepcionales. En la primera de ellas, el medicamento ha de tratar una necesidad médica no cubierta, exigiendo posteriormente la EMA la generación de evidencia post-autorización con el objeto de convertir la autorización condicional en estándar. Los medicamentos que obtienen autorización en condiciones excepcionales suelen tratar enfermedades raras, además de considerarse no éticos los estudios requeridos para la obtención de autorización estándar.

Tan pronto el medicamento recibe la autorización, a las agencias de evaluación (nacionales) se les pide tomar decisiones sobre introducción y reembolso en los sistemas nacionales de salud (SNS). Un mayor número de medicamentos aprobados bajo estas rutas especiales influye directamente en el trabajo de las agencias. En este estudio evaluamos el impacto de la autorización condicional y excepcional en las evaluaciones del National Institute for Health and Care Excellence (NICE), la agencia nacional de evaluación de tecnologías sanitarias en Inglaterra.

¿Cuáles fueron los principales resultados obtenidos?

Entre enero de 2002 y el 1 de diciembre de 2016, la EMA otorgó 28 autorizaciones condicionales y 26 de carácter excepcional. La autorización fue retirada a 3 de ellos y la autorización condicional de 14 medicamentos fue convertida a estándar. Sobre estos 54 medicamentos, se identificaron 30 evaluaciones del NICE hasta agosto de 2017 (22 publicadas, 6 en desarrollo y 2 revisiones). Tres medicamentos fueron no recomendados y 12 recomendados, todos ellos bajo un acuerdo comercial. Las 7 evaluaciones restantes fueron retiradas o discontinuadas.

La presencia de acuerdos comerciales resultó ser más común en medicamentos con autorización condicional o excepcional que en aquellos con autorización estándar (OR 9.50; 95%IC 2.50-53.12). Estos resultados ponen de manifiesto el riesgo que conlleva la toma de decisiones bajo altas condiciones de incertidumbre. La conversión de autorización condicional a estándar no desencadenó la revisión de ninguna evaluación en NICE, lo que sugiere que la evidencia requerida por las agencias reguladoras tras la autorización condicional no es suficiente para desencadenar una reevaluación de los medicamentos autorizados bajo esta vía, y cuestiona su utilidad para las agencias de evaluación.

Reflexiones

El incremento de medicamentos autorizados de manera condicional tiene un impacto significativo en la toma de decisiones sobre el reembolso de un medicamento. Facilita el acceso temprano a medicamentos que tratan una necesidad médica no cubierta, pero conlleva un alto riesgo tanto para el SNS como para los pacientes, ya que su evidencia suele ser incompleta e incierta.

Nota: La publicación de este artículo se encuentra actualmente en desarrollo, cuyo manuscrito se encuentra en revisión.

 


 

¿Puede un mayor salario para las matronas conllevar mejor salud? La experiencia neerlandesa con los cuidados prenatales

 

Joaquim Vidiella-Martin
Erasmus School of Economics y Tinbergen Institute
Email: vidiellamartin@ese.eur.nl
Twitter: @vidiellamartin

 

Este Blog resume (en inglés) el trabajo “Effects of Midwives’ Remuneration on Birth Outcomes. Evidence from the Netherlands”, por Joaquim Vidiella-Martin, Tom van Ourti (Erasmus School of Economics y Tinbergen Institute) y Loes Bertens (Erasmus Medical Centre), y que obtuvo el Premio SESPAS a la mejor Comunicación de Salud Pública en las XXXIX Jornadas de Economía de la Salud celebradas en Albacete del 12 al 14 de junio de 2019.

Early childhood health, including in utero exposure, has an enormous influence on adult health and economics outcomes. This fact has motivated policy-makers to devote remarkable resources to understanding the nature of early health outcomes. This is particularly true in the Netherlands, a country that had amongst the highest perinatal mortality and morbidity rates in Europe in the early 2000s. The Netherlands not only compares unfavourably to other similar European countries on average, but also has large regional inequalities, even within the same city. Several nationwide policies aimed at improving perinatal health have been implemented, but little is known about their impact on perinatal outcomes.

In our paper, we exploit one of these policies –a change in the remuneration received by midwives working in deprived areas in 2009- and assess its effects on birth outcomes. We show that the reform led to a modest improvement in perinatal health of the new-borns whose mother was treated, compared to those whose mother was not. Our research contributes to three strands of literature: (i) the analysis of the role of financial incentives on healthcare professionals’ performance; (ii) the understanding of the determinants of perinatal health; and (iii) the assessment of inequalities in health outcomes.

We exploit the nature of the reform to identify its causal impact. Each neighbourhood is given a deprivation score (s) by an independent institute. Midwives working with mothers who live in neighbourhoods over a given level of deprivation (s>s*, where s* is the cut-off point) were entitled to an increased fee obtained per woman cared for, while the same midwives would only receive the standard fee for mothers living in non-deprived areas (where s<s*). Using a conventional regression discontinuity framework, we could evaluate the effects of the reform on birth outcomes. However, our study would then be confounded by a related policy which started in 2000, and which provides additional remuneration to GPs working in deprived areas and uses the same threshold s*. We overcome the presence of such confounding policy by using a difference-in-discontinuity approach. More precisely, we exploit a discontinuity along deprivation scores before and after the policy was introduced (2009), to isolate the causal effect of additional remuneration on birth outcomes. We make use of several sources of Dutch administrative data to obtain information on birth outcomes, socioeconomic characteristics of the parents, as well as of the neighbourhoods in which they live in.

Our results point at a modest increase in gestational age (around 1 day on average), a mild increase in average birthweight (around 30 grams), and a reduction in the share of babies categorised as ‘small for gestational age’ (around 25 per 1,000 births). These averages may mask heterogeneity in treatment effects, which will be further explored. Similarly, further analysis is required to understand the mechanisms explaining our findings. In other words, future work will try to pin down which factors changed after the reform and helped decrease perinatal morbidity among new-borns.




El auge de los robots: eficiencia de la cirugía robótica en Inglaterra

 

Dr. Laia Maynou
Fellow in Health Economics, London School of Economics and Political Science (LSE), Health Policy
Investigadora del Centre de Investigació en Economia i Salut (CRES), Universitat Pompeu Fabra
Email: l.maynou-pujolras@lse.ac.uk / laia.maynou@upf.edu
Twitter: @LaiaMaynou

 

Este Blog resume el estudio «The creep of the robots», reconocido por la Asociación de Economía de la Salud como el mejor artículo presentado por un investigador joven en las XXXIX Jornadas de Economía de la Salud, que tuvieron lugar del 12 al 14 de junio en Albacete. Los autores del artículo son Laia Maynou, Alistair McGuire, Victoria Serra-Sastre y Georgia Troutman.

En este artículo, presentado en las XXXIX Jornadas AES en Albacete, analizamos la adopción y difusión de la cirugía robótica en los hospitales del National Health Service (NHS), el sistema público de salud de Inglaterra, para una intervención concreta, la prostatectomía radical. En el año 2000, el robot da Vinci fue el primer robot que la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos aprobó para intervenciones quirúrgicas laparoscópicas. En el año 2001, se compró el primer robot quirúrgico en Inglaterra. Entre las ventajas de usar la cirugía robótica frente a la cirugía abierta es que es mínimamente invasiva (al igual que la intervención laparoscópica), hay menos sangrado, menos dolor y para el caso concreto de la prostatectomía radical, menos riesgo de incontinencia urinaria y de disfunción eréctil. Aunque estas mejoras se consideran las principales ventajas en favor de su uso, hay poca evidencia en la literatura. La adquisición del robot da Vinci para llevar a cabo prostatectomía asistida por robot conlleva un alto coste puesto que de media el robot cuesta 2€ millones, tiene unos gastos anuales de mantenimiento de 160.000€ y unos gastos de funcionamiento de 1.100€/paciente. La poca evidencia de la eficiencia de la cirugía robótica y el alto coste de la tecnología son la principal motivación de nuestro estudio. Nuestro objetivo es examinar la introducción y difusión de esta tecnología en Inglaterra y mostrar evidencia de las mejoras en los resultados en salud.

Nos centramos en la prostatectomía radical ya que es una de las primeras intervenciones llevadas a cabo con el robot da Vinci y es la intervención robótica con más volumen en los hospitales del NHS. La prostatectomía radical es una cirugía para el tratamiento del cáncer de próstata mediante la cual se extirpa la glándula prostática y sus vesículas seminales. Existen tres técnicas para este tratamiento: cirugía abierta, laparoscópica o robótica. Mientras que en la cirugía abierta el cirujano hace una incisión en la parte de abajo del abdomen para extraer la próstata y los nódulos, en la laparoscópica se inserta un laparoscopio a través de unas pequeñas incisiones en el abdomen para hacer la extracción. La cirugía robótica es la técnica más nueva y es una variante de la laparoscopia. El robot permite tener una visión tridimensional del campo quirúrgico y tiene unos instrumentos laparoscópicos que mimetizan los movimientos de las manos y muñecas humanas.

En enero de 2014, el National Institute for Health and Care Excellence (NICE) publicó una guía de práctica clínica para el tratamiento del cáncer de próstata. En ella, el NICE aconseja a los urólogos el uso de la cirugía robótica para tratar el cáncer de próstata localizado. Pero para garantizar que el tratamiento sea coste-efectivo, NICE recomienda utilizar esta técnica solo en centros que hagan un mínimo de 150 intervenciones anuales de cirugía robótica para prostatectomía radical.

Con el objetivo de comparar las tres técnicas quirúrgicas para la prostatectomía radical y ver la difusión de la cirugía robótica, utilizamos datos administrativos, Hospital Episode Statistics (HES), que contienen todos los ingresos hospitalarios en Inglaterra. Del HES extraemos los datos de aquellos pacientes intervenidos con una prostatectomía radical desde el año financiero 2000/2001 a 2014/2015 con los tres tipos de cirugías. HES contiene las características del paciente, el código anonimizado del cirujano que realiza la operación, información detallada del hospital y su localización geográfica. La Figura 1 muestra la evolución de los volúmenes ajustados por población (>=55 años) para los tres tipos de intervenciones. Los datos muestran que la cirugía laparoscópica va sustituyendo a la abierta, pero una vez introducida la cirugía robótica, ésta sustituye a la laparoscópica de manera rápida.

 

Figura 1. Volúmenes de prostatectomía radical

Fuente: Hospital Episodes Statistics (HES). Construcción propia.

 

La Figura 2 presenta la adopción de la cirugía robótica en los hospitales del NHS. Un dato interesante es que mientras que todos los hospitales de nuestra muestra utilizan la cirugía abierta para prostatectomía radical (139), 82 también hacen cirugía laparoscópica y solo 41 de ellos hacen cirugía robótica. Los puntos rojos de la Figura 2 muestran la adopción de la cirugía robótica, mostrando un incremento en el número de centros que realizan este tipo de procedimiento a lo largo del tiempo. En la mayoría de los casos, el hospital ya practica la cirugía laparoscópica cuando adopta la robótica.

 

Figura 2. Adopción de cirugía robótica en los hospitales (2006-2014)

 

Leyenda: los puntos representan los distintos hospitales.
Azul – solo laparoscopia / Rojo – las dos, laparoscopia y robótica / verde – solo robótica.

Fuente: Hospital Episodes Statistics (HES). Construcción propia.

 

La difusión de la cirugía robótica la analizamos a nivel hospitalario tomando como referencia las especificaciones econométricas de Cutler y Huckman (2003) y McGuire et al. (2010). El principal objetivo es cuantificar el nivel de sustitución/complementariedad entre las tres tecnologías para cada hospital y año. La Tabla 1 presenta los resultados de estas especificaciones con un modelo de panel de efectos fijos para diferentes muestras. En todas las especificaciones, la variable dependiente es el volumen de cirugías abiertas y ajustadas por población de riesgo (Open_Prost/Pop55), excepto en la última columna donde la variable dependiente es el volumen de laparoscopias (Lap_Prost/Pop55). Las especificaciones difieren en la muestra utilizada y en las tecnologías que comparamos. Todos los coeficientes son negativos y significativos, lo cual refleja sustitución entre intervenciones. No solo encontramos sustitución entre la cirugía abierta y las mínimamente invasivas, sino también entre la laparoscópica y robótica.

También examinamos el efecto de la expansión de la cirugía robótica en otras especialidades. La principal hipótesis es que en cuanto los hospitales invierten en un robot da Vinci, el uso del robot se expande a otras cirugías dentro del mismo hospital. Con un modelo de panel de efectos fijos por hospital y año, examinamos esta expansión a otras cirugías robóticas, creando dos grupos: la cirugía abdominal (colon y recto, hígado, pulmones, vejiga, prostatectomía endoscópica, vesícula biliar y arterias coronarias) y la obstetricia (vagina y útero). Los resultados muestran complementariedad entra la cirugía robótica en prostatectomía radical y el resto de cirugías robóticas. No obstante, mientras que el resultado es significativo para la cirugía abdominal, no lo es para la obstetricia.

 

Tabla 1. Difusión de tecnología

 

El segundo objetivo del artículo es estimar el efecto de la cirugía robótica para tres resultados en salud: 1) duración de la estancia hospitalaria después de la intervención, 2) reingreso a 30 días (=1 si, =0 no) y 3) número de visitas al especialista durante el año o los dos años posteriores a la intervención. Para determinar el efecto, utilizamos un modelo de diferencias-en-diferencias (diff-in-diff). La Tabla 2, muestra los resultados al comparar la cirugía robótica con la laparoscópica, ya que éstas son las cirugías mínimamente invasivas que pasan a dominar la práctica clínica. Aun así, en el artículo también comparamos robótica y laparoscópica con abierta. La variable que define el tiempo es igual a 1 cuando el hospital adquiere el robot y 0 antes de la compra. El modelo econométrico es a nivel de paciente para los años 2006 a 2014. No encontramos evidencia en favor de la cirugía robótica, excepto para el caso del número de visitas al especialista en el año posterior a la cirugía para el cual la robótica requiere mayor seguimiento del paciente que la laparoscópica.

 

Tabla 2. Efecto de la adopción de cirugía robótica en resultados en salud

 

También analizamos el efecto de la adopción de la cirugía robótica en la composición de personal sanitario, en particular en el número de cirujanos y enfermeras. Los resultados muestran, que, durante el periodo de estudio, el número de cirujanos urólogos y enfermeras de quirófano, no varía significativamente. Una explicación a este resultado es que el robot no sustituye al personal sanitario en el quirófano, sino que el cirujano y su equipo continúan siendo necesarios en la operación.

En conclusión, nuestros resultados muestran que, aunque la cirugía robótica se ha extendido rápidamente en los hospitales ingleses, los resultados en salud no son significativamente diferentes a los de la cirugía laparoscópica. No podemos corroborar las ventajas que se le atribuyen a la cirugía robótica respecto a la laparoscópica. Siendo esto cierto, queda por determinar si la inversión en el robot da Vinci de los hospitales del NHS queda justificada.

Lista de autores

Dr. Laia Maynou – Fellow in Health Economics, London School of Economics and Political Science (LSE), Health Policy. Investigadora del Centre de Investigació en Economia i Salut (CRES), Universitat Pompeu Fabra.

Prof. Alistair McGuire – Professor in Health Economics, London School of Economics and Political Science (LSE), Health Policy.

Dr. Victoria Serra-Sastre – Senior Lecturer, City, University of London, Department of Economics. Research Fellow, London School of Economics and Political Science (LSE), Health Policy.

Georgia Troutman – Research Officer, London School of Economics and Political Science (LSE), Health Policy.







Tesis
Los hijos…de uno en uno

Elisa Hernández Torres
Plataforma Logística Sanitaria de Granada
Hospital Universitario Virgen de las Nieves (Servicio Andaluz de Salud)
Email: elisa.hernandez.sspa@juntadeandalucia.es
Twitter: @helisaht

 

Tesis doctoral titulada “Análisis y evaluación económica en el ámbito sanitario. Una aplicación a las técnicas de reproducción asistida”, defendida el 27 de septiembre de 2017 en el Departamento de Economía Internacional y de España de la Universidad de Granada, dirigida por los doctores José Luis Navarro Espigares y Mercedes Rodríguez Molina de la Universidad de Granada. Obtuvo la calificación sobresaliente cum laude. Tribunal: Manuel Acosta Sero (Universidad de Cádiz), José Antonio Camacho Ballesta (Universidad de Granada), Antonio García Ruiz (Universidad de Málaga), Fernando López Castellano (Universidad de Granada) y María Luz González Álvarez (Universidad de Málaga).

 

Resumen

Esta tesis se centra en el análisis económico de las técnicas de reproducción asistida (TRA), en un entorno con asistencia sanitaria prestada principalmente por el sector público, y con un enfoque traslacional en el sentido de aplicación de los resultados de la investigación a la práctica asistencial más cercana al paciente.

La hipótesis general es que la evaluación económica permite racionalizar la entrada indiscriminada de nuevas prestaciones en la cartera de servicios sanitarios mediante la validación de la eficiencia de las tecnologías sanitarias. En el caso concreto de las técnicas de reproducción asistida, una tecnología sanitaria disruptiva, la evaluación económica ayudará a orientar el desarrollo del sector hacia novedades terapéuticas seguras para los pacientes y sin generar incrementos en los costes y los recursos globales destinados a estas técnicas.

La tesis se ha realizado como compilación de publicaciones en las que ha participado la doctoranda. Dichas publicaciones están relacionadas entre sí, en una línea de investigación conjunta de la Unidad de Control de Operaciones y la Unidad de Reproducción Humana seguida en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves (Granada) sobre el análisis económico en reproducción asistida, con el objetivo general de identificar estrategias para reducir los efectos no deseados de la realización de técnicas de reproducción asistida, especialmente los partos múltiples. La culminación de esa línea de trabajo es la realización de un análisis coste-efectividad basado en los resultados de un ensayo clínico (López Regalado et al, 2014).

En este análisis coste-efectividad, se compara una estrategia de transferencia de un solo embrión, y en caso de no obtención de embarazo, realizar una segunda transferencia de un embrión criopreservado (estrategia eSET) con una estrategia en la que se realiza una sola transferencia de dos embriones frescos (estrategia eDET). La medida de efectividad adoptada es el porcentaje de partos con recién nacido (RN) vivo, independientemente del número de niños nacidos, y con especial interés en las tasas de partos múltiples. Esta es la unidad de medida de resultado más frecuente en reproducción asistida. La fuente de datos es el estudio clínico que se realizó en la Unidad de Reproducción Humana (López Regalado et al, 2014), con seguimiento posterior a las pacientes mediante vía telefónica. Dicho seguimiento se hizo como parte del estudio clínico (no forma parte de la práctica habitual, sino que se hizo para este estudio en concreto).

En cuanto a los costes, se consideran los costes directos sanitarios desde la perspectiva del centro sanitario, y se obtienen del sistema de contabilidad analítica del sistema sanitario público de Andalucía. Se realizó un análisis de sensibilidad probabilístico mediante bootstrap para comprobar la robustez de los resultados obtenidos.

El estudio clínico antes mencionado finalmente incluyó 121 pacientes, 57 en el grupo de un embrión y 64 en el de dos embriones, siendo ambos grupos comparables en sus características basales. Para la variable principal de resultado, el porcentaje de partos con RN vivo se encontró mayor efectividad en el grupo de doble embrión, con 42,0% frente al 38,6% del grupo de un embrión, no siendo esta diferencia estadísticamente significativa. Se observó además una completa eliminación de partos múltiples en el grupo de un embrión respecto al de dos embriones, donde se dieron 7 partos gemelares (25,9%). Por su parte, el coste promedio por parto con RN vivo en el grupo de un solo embrión fue de 5.832 euros, superior al coste del grupo de doble embrión de 5.562 euros. Esta diferencia tampoco resultó significativa. Destacar que en el grupo de un embrión se produjo el único nacimiento de la muestra de muy bajo peso al nacer, entre 1.000 y 1.500 gramos, que tiene un elevado coste y que influye de forma importante en el coste promedio final del proceso.

Al obtenerse una menor efectividad y un mayor coste en la estrategia de un embrión frente a la de comparación, no fue necesario el cálculo de la ratio coste-efectividad incremental, y el análisis se basa en la representación gráfica a través del plano coste-efectividad. Trasladando los resultados de efectividad y costes de la estrategia de un embrión respecto a este plano, nos situamos en el cuadrante superior izquierdo, donde la estrategia eSET queda "dominada". No obstante, la no significación de las diferencias encontradas nos permite afirmar que el resultado obtenido no aporta evidencia para rechazar la implementación de la estrategia de un embrión, ya que no hay diferencias en términos de costes y porcentaje de partos, a la vez que se reduce la incidencia de partos múltiples.

El análisis de sensibilidad probabilístico muestra cómo las diferentes réplicas realizadas se distribuyen por todos los cuadrantes del plano coste-efectividad, y pone de manifiesto el elevado grado de incertidumbre en la decisión del tratamiento preferido.

Los resultados poco concluyentes del análisis coste-efectividad ponen el foco en otros criterios para la decisión: de carácter clínico basados en la evaluación del médico (edad de la mujer, calidad de los embriones etc.), del sistema sanitario (el número de ciclos que ofrezca el sistema sanitario afectará a ser más o menos conservador si fracasan los primeros ciclos) y de preferencias de los pacientes acerca de los partos gemelares (en muchas ocasiones se prefiere esta opción al parto único).

También se ha demostrado la efectividad de la eSET para reducción de partos gemelares, como ya se ha comentado antes, inexistentes en este grupo de intervención.

Es importante también la lectura de los resultados teniendo en cuenta la limitación que supone el reducido tamaño muestral, de 121 pacientes. No obstante, esto es inevitable en un estudio prospectivo de este tipo, donde hay que equilibrar el elemento de oportunidad temporal del estudio con el tiempo invertido en su realización.

Finalmente, cabe destacar que la experiencia internacional avala la consolidación de transferencia de un embrión. En esta línea se situaría el Sistema Sanitario Público de Andalucía donde, al igual que en el resto de España, se ofrecen tres ciclos de tratamiento y se recomienda la realización de transferencias de un embrión en pacientes con buen pronóstico.

A modo de conclusión del trabajo empírico, se pueden destacar los siguientes aspectos:

- Este trabajo representa un ejemplo de “investigación traslacional”, donde la investigación clínica y con perspectiva económica ha tenido impacto en la política sanitaria a través de la guía de reproducción asistida del Sistema Sanitario Público de Andalucía del año 2015, y en la asistencia clínica.

- Se trata de una línea de investigación que se mantiene en el tiempo con implicación de profesionales sanitarios de la unidad de reproducción humana asistida, así como de la dirección económica del centro.

- Finalmente, y aunque la epidemiología de la enfermedad no muestra un incremento en la incidencia de problemas de esterilidad, la evolución social con el retraso en la edad de maternidad y nuevos modelos de familia hacen prever un aumento en la demanda de técnicas de reproducción asistida, siendo por tanto necesario buscar la forma más eficiente de emplear los recursos disponibles para estos tratamientos.




Llegar a ser residente de una especialidad muy demandada: ¿Una carrera desigual?

 

Idaira Rodríguez Santana
Research Fellow, Centre for Health Economics, University of York
Email: Idaira.rodriguezsantana@york.ac.uk
Twitter: @Idalo_lp

 

Tesis doctoral titulada “Essays on the Influence of Doctor’s socio-demographic characteristics on medical specialty allocation” defendida el 13 de diciembre de 2017 en el Departamento Economía de la Universidad de York, dirigida por el Professor Martin Chalkley (Universidad de York). Tribunal: Professor Robert Elliott (Universidad de Aberdeen) y Professor Karen Bloor (Universidad de York).

 

Resumen

La planificación de recursos humanos en el sector sanitario es clave para una asignación y gestión más eficaz de los mismos. Esto es especialmente relevante en el caso de los médicos, ya que existe una brecha temporal muy amplia entre la generación de la demanda y la respuesta de la oferta. Además, este desequilibro persiste a largo plazo y está más acentuado en algunas especialidades y/o regiones, como, por ejemplo, en medicina de familia o zonas rurales. Sin embargo, se sabe muy poco sobre los factores que determinan la elección de especialidad y localización de los doctores.

Esta tesis doctoral, compuesta por tres capítulos, investiga la influencia de las características personales, demográficas y socioeconómicas de los médicos en sus elecciones de especialidad en el Reino Unido (RU) y en España. Además, se exploran las distintas formas en las que los desequilibrios se crean y se trasmiten. La distribución desigual de doctores en especialidades y localizaciones está en gran parte relacionada con cambios en la composición de la fuerza médica en los últimos años: feminización de la profesión y la mayor participación de doctores extranjeros; y, además, en el caso del RU, el mayor acceso a la profesión de médicos de minorías étnicas y de aquellos que provienen de entornos económicamente desfavorecidos.

Dos de los capítulos están centrados en el RU. El primero constituye un análisis de la distribución de doctores en especialidades y localizaciones en relación a sus características socioeconómicas y demográficas, controlando por elementos no observables, mediante un modelo logístico de parámetros aleatorios. Para ello, se utiliza información de la National Training Survey 2013 con una muestra de 40.889 observaciones que constituye el 76% del total de doctores residentes en 2013. Los resultados muestran que es más probable que los individuos de sexo masculino, etnia blanca, jóvenes y que provengan de entornos socioeconómicos no desfavorecidos sean médicos residentes en especialidades/localizaciones más demandadas, e históricamente asociadas con mejor remuneración y prestigio. Por el contrario, es más probable que las mujeres, que constituyen el grupo más numeroso en la profesión, sean médicos residentes en especialidades de atención primaria, especialidades asociadas con peor remuneración y con menor demanda.

En este capítulo también se discuten de manera teórica las posibles causas de las desigualdades y se explora más allá de simples diferencias intrínsecas en las preferencias de los individuos, haciendo hincapié en la existencia de barreras de entrada a ciertas especialidades, tanto reales como percibidas, y en el rol de los problemas de información asimétrica entre los distintos grupos socio-demográficos. Este ejercicio motiva el análisis de los siguientes capítulos.

El segundo capítulo se centra en discernir el origen de esas diferencias analizando el funcionamiento del proceso de asignación de especialidad en el RU. Este proceso es secuencial: en primer lugar, los médicos muestran su interés y envían solicitudes a sus especialidades de elección y, seguidamente, sus solicitudes son valoradas por un grupo de expertos de cada especialidad. Este capítulo recoge el marco conceptual que describe el proceso y que, además, sirve como base para el análisis empírico. Este último se alimenta de los datos provenientes de la UK Medical Education Database, que contiene información sobre el desempeño y progresión profesional de todos los individuos (tamaño muestral de 13.745), que comenzaron sus estudios de medicina en el RU en los años 2007 y 2008.

Para el análisis empírico de la primera parte del proceso, las especialidades se agrupan en relación a sus atributos (nivel de ingresos, si es de atención primaria o no, si es quirúrgica o no, y duración del periodo de residencia) y mediante un conjunto de regresiones Probit se estima la propensión a enviar una solicitud a cada uno de los distintos grupos. Los resultados señalan que la distribución desigual de los doctores se explica en su mayor parte por las decisiones de los individuos al enviar sus solicitudes, incluso después de controlar por variables de desempeño y progresión profesional. Sin embargo, los datos disponibles no permiten identificar si este comportamiento está motivado por diferencias intrínsecas en preferencias o si surge de diferencias en la probabilidad percibida de acceso a las especialidades de los distintos grupos. Estudios previos han encontrado grandes diferencias entre las preferencias de especialidad declaradas antes de la elección y las elecciones de especialidad observadas, lo cual apoya a la segunda de las hipótesis. También se analizan los factores que influyen en el número total de solicitudes que cada estudiante envía, que se utiliza como proxy de la percepción de éxito de cada individuo, y las estimaciones indican que los doctores de minorías étnicas y los de mayor edad presentan una mayor probabilidad de enviar más de una solicitud, controlando por efectos fijos de especialidad. Además, los resultados del proceso de selección muestran que enviar múltiples solicitudes tiene un efecto negativo en las valoraciones de las entrevistas.

El proceso de selección en el RU no está libre de sesgos, ya que el análisis de valoraciones de las entrevistas por parte del comité de selección de cada especialidad, mediante la descomposición de Oaxaca-Binder, muestra que dos tercios de la brecha observada entre las valoraciones de doctores blancos y aquellos de minorías étnicas no se puede explicar y puede estar asociado a discriminación. En términos de género, la brecha favorece a las mujeres sobre los hombres.

El tercer capítulo se centra en el sistema de selección de especialidad en España y explora dos de las posibles causas de la distribución desigual de doctores. En primer lugar, se investiga la influencia de las interacciones sociales en las decisiones de especialización, en concreto si la falta de modelos de conducta o mentores del mismo sexo puede constituir, para las mujeres, una barrera de entrada a las especializaciones quirúrgicas en las que los hombres son todavía mayoría. Para ello se utiliza información sobre preferencias declaradas en una encuesta realizada a los estudiantes MIR de los años 2013-2015, con un tamaño muestral de 8.739 observaciones. Para identificar a los modelos de conducta, que en este análisis son médicas residentes en especialidades quirúrgicas, se utiliza la información del registro administrativo MIR para los años 2003-2015 que tiene un tamaño muestral de 73.787 observaciones

La estimación mediante un modelo Probit sugiere un efecto positivo de los modelos de conducta del mismo sexo, representados por una proxy que captura la exposición de los estudiantes de medicina a mujeres residentes en especialidades en las que los hombres son mayoría, ya que una mayor exposición incrementa la probabilidad de que elijan una especialidad quirúrgica. Sin embargo, la estimación de interacciones sociales en un proceso complejo y la existencia de otros elementos que pueden estar correlacionados con la proxy y que también afecten la elección de especialidad no pueden ser descartados.

En segundo lugar, se estudian los efectos que el propio sistema de asignación de especialidad puede tener en la distribución desigual de doctores. En concreto, el efecto de un cambio de los pesos atribuidos al baremo y la nota del examen MIR (un aumento del peso del examen del 75% al 90%), que ha supuesto un incremento de la competitividad del proceso. Los resultados, obtenidos mediante test de diferencia de medias (T-Test y Wilconxon Test) entre la posición obtenida con los pesos antiguos y nuevos, muestran que este cambio ha tenido consecuencias involuntarias, al disminuir la puntuación total de las mujeres y reducir sus probabilidades de acceder a aquellas especializaciones más demandadas. La bien documentada brecha en competitividad existente entre hombres y mujeres, así como la mayor aversión al riesgo de las segundas, se barajan como las principales causantes.

Los resultados de esta tesis son de gran relevancia para las autoridades encargadas de la planificación de recursos humanos. El objetivo no debe ser asegurar una distribución igualitaria de los distintos grupos socio-demográficos, sino revisar el funcionamiento de los procesos de asignación de especialidades y trabajar en la eliminación de cualquier barrera de entrada, tanto percibida como real, asegurando la igualdad de acceso en una actividad profesional financiada con dinero público. No obstante, una distribución igualitaria reduciría brechas salariales entre grupos, mejoraría el acceso a los servicios sanitarios e incrementaría la eficiencia de los sistemas sanitarios.







Con acuse de recibo
Student-supervisor conference, ¿por qué no me puedo perder la séptima edición? Crónica de la sexta edición

Myriam Soto Ruíz de Gordoa
Departamento de Organización Industrial
Mondragon Unibertsitatea
Email: msoto@mondragon.edu
Twitter: @msotogordoa

 

Helena M. Hernández-Pizarro
TecnoCampus i Centre de Recerca en Economia i Salut
Universitat Pompeu Fabra
Email: helena.hernandez@upf.edu
Twitter: @helenam_hp

 

Como ya viene siendo habitual los últimos años, los investigadores nóveles finalizaron el curso con la PhD Student-Supervisor and Early Career Research Conference (EuHEA-PhD). Esta sexta edición fue celebrada del 4 al 6 de septiembre en la Católica Porto Business School, en Porto (Portugal). Fueron tres días intensos de excelentes ponencias: 12 sesiones paralelas donde se presentaron y comentaron 46 trabajos, 22 presentaciones orales breves y una excelente sesión plenaria de la mano de Teresa Bago d’Uva (Erasmus School of Economics), sin olvidar el magnífico workshop titulado “Beyond differences-in-differences: Advancements in non-experimental programme evaluation method” de la mano de Stephen O’Neill (National University of Ireland (NUI) Galway y London School of Hygiene and Tropical Medicine) que inauguraba el encuentro.

El principal objetivo de este congreso es facilitar un espacio que permita a aquellos que inician su andadura en economía de la salud presentar sus trabajos “en progreso”, para obtener un feedback que permita mejorarlos. Esto se consigue rompiendo el esquema de los congresos convencionales donde el tiempo de presentación suele ser ajustado y, por tanto, la discusión limitada. En el marco de EuHEA-PhD, se dedica una hora a cada trabajo. Para empezar, el autor dispone de 25 minutos para presentar su investigación. A continuación, un investigador sénior (generalmente, director de tesis de algún otro investigador novel que dispone de un borrador extenso del trabajo con aproximadamente un mes de antelación) discute el trabajo durante 15 minutos. La sesión finaliza con una discusión en la que interviene toda la audiencia. Es importante destacar que es un encuentro distendido, donde los más veteranos acompañan a las futuras generaciones y ofrecen un valor añadido leyendo cuidadosamente sus manuscritos para elaborar comentarios que ayuden a aumentar su calidad. Asimismo, el número de asistentes, que ronda los 120, permite mucha interacción entre séniors e investigadores nóveles durante las pausas de café. Sin duda, resulta una conferencia “2x1” para los AESECs, ya que no sólo obtienen un valioso feedback de sus trabajos, sino que también les permite ampliar su red de contactos profesional.

Este año, fueron tres miembros de AESEC quienes presentaron sus trabajos. Manuel Serrano Alarcón (Universidad Nova de Lisboa, Portugal) presentó el trabajo titulado “Long-term unemployment subsides and mental health”, cuyo objetivo era estimar los efectos mentales de un subsidio por desempleo a largo plazo. En concreto, el trabajo investiga si, a largo plazo, el subsidio a desempleados mayores de 52 años tiene efectos sobre la salud. Los resultados muestran que los efectos son muy limitados, con una disminución de las hospitalizaciones por lesiones solo para los hombres receptores del subsidio.

Por su parte, Nicolau Martin Bassols (Center for Health Economics, Monash University, Australia) examinó la relación de las diferentes actividades que desempeñan los individuos en su jornada laboral con la probabilidad de desarrollar demencia en su vejez en el trabajo titulado “WMethodsork Activities and Dementia”. Su estudio concluye que aquellas ocupaciones cuyas principales tareas incluyen retos mentales y/o relaciones interpersonales reducen significativamente el riesgo de desarrollar demencia durante la vejez para la población Norte-americana.

Por último, Ana Magdalena Vargas-Martínez (Universidad de Sevilla) expuso el trabajo titulado “Cost-effectiveness and cost-utility analysis of a web-based computer tailored for prevention of binge drinking in Spanish adolescents”. En este estudio se llevó a cabo un análisis coste-efectividad y coste-utilidad de una intervención basada en la web llevada a cabo en centros de educación secundaria, para prevenir el consumo de alcohol compulsivo (binge drinking) en adolescentes. De dichos análisis se concluye que la intervención podría ser coste-efectiva en determinados subgrupos de la población estudiada, pero un análisis a largo plazo sería necesario para observar cambios en la calidad de vida a través de esta intervención dirigida al cambio de comportamiento.

Todos los AESEC quedaron más que satisfechos con su participación en el congreso. Al terminar la conferencia, les preguntamos qué destacarían del congreso y por qué lo recomendarían, y esto es lo que nos contaron.

 

 

Los “séniors” de AES también contribuyeron en el congreso con excelentes discusiones. Toni Mora (Institute for Research in Evaluation and Public Policies (IRAPP), Universitat Internacional de Catalunya (UIC)) comentó el trabajo titulado “Understanding the role of inequality of opportunity in the Body Mass Index and Waist Circumference among Mexican Adults” presentado por Andrea Salas Ortiz (University of York). Este estudio reveló la existencia de una desigualdad de oportunidades en relación al índice de masa corporal (IMC) y circunferencia de la cintura. Así, el estudio resaltaba la necesidad de diseñar políticas sociales diferenciadas a favor de la igualdad de oportunidades. Marta Trapero (Institute for Research in Evaluation and Public Policies (IRAPP), Universitat Internacional de Catalunya (UIC)) discutió el trabajo “Spatial determinants of cervical cancer screening in France” de Anne-Marie Konopka (University of Paris-Est Créteil/MGEN Foundation for Public Health). El trabajo confirmó los factores que disminuyen, o aumentan, la probabilidad de que a una mujer se le realice un procedimiento de cribado de cuello uterino; por ejemplo, la probabilidad es menor en función del coste de la visita de ginecología, así como para aquellas mujeres que viven en las áreas más desfavorecidas. Por último, el trabajo “Valuing health states associated with breast cancer: a primary study exploring methods, challenges and the issue of overdiagnosis” de Hannah Bromley (University of Birmingham y University of Melbourne) fue comentado por Ruth Puig (Economista, Public Health England). El objetivo de este trabajo fue explorar métodos para obtener utilidades asociadas al cáncer de mama que incluyan el posible sobrediagnóstico y el tratamiento innecesario de la enfermedad de bajo riesgo para poder incluirlo a la valoración de los programas de cribado poblacional.

Las comentaristas también disfrutaron del congreso, y como directores de tesis, recomiendan que todos los AESECs asistieran por lo menos una vez a dicha conferencia. Al finalizar la conferencia, se les preguntó por qué creían ellos que esta conferencia es necesaria para los AESECs y qué diferenciaba esta conferencia del resto.

 

Como podéis ver, tanto los AESECs como los supervisores tienen una percepción muy positiva del congreso por lo que no olvides contemplar el EuHEA PhD durante tu doctorado. ¡Nos vemos en Rotterdam en septiembre de 2020! Recodar que la convocatoria se lanza a principios de año. Y marcar en el calendario el deadline de envío de abstracts, que suele ser a final de marzo.




Crónica del VIII Taller EvaluAES: un espacio multidisciplinar para evaluar políticas de salud

Micaela Comendeiro Maaløe
Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud-ARiHSP
E-mail: mcomendeiro.iacs@aragon.es

 

Sophie Gorgemans
Universidad de Zaragoza
E-mail: sgorge@unizar.es

 

Manuel Serrano Alarcón
Escola Nacional de Saúde Pública. Universidade Nova de Lisboa
E-mail: m.alarcon@ensp.unl.pt

 

El pasado 3 de mayo de 2019 se celebró en Palma de Mallorca, en la Facultad de Economía y Empresa de la Universitat de les Illes Balears, el VIII Taller de investigación organizado el por grupo de interés en Evaluación de Políticas y Servicios de Salud de AES (EvaluAES). Hubo una gran afluencia de trabajos, ya que se recibieron 12 resúmenes de comunicaciones de las cuales se seleccionó la mitad. También hay que resaltar el número de inscritos, ¡este año nos reunimos 35 inscritos en Palma! Además, la sesión fue grabada y pronto estará disponible un link donde poder ver las presentaciones.

El grupo EvaluAES pretende contribuir a promover la generación de una cultura de evaluación aplicada a las políticas que afectan al conjunto de los sistemas de salud. El Taller es un conductor de este objetivo y fomenta la presentación de trabajos en curso y su posterior discusión por investigadores de calidad, incentivando la interacción entre investigadores, gestores y profesionales de los sistemas de salud.

 

Foto de los participantes del Taller. No están todos los que son, pero sí son todos los que están.

 

Victoria Serra-Sastre, de la City, University of London, fue la primera ponente del Taller, presentando su artículo titulado “The creep of the robots”, en el que se cuantifica la complementariedad/sustitución entre las distintas técnicas utilizadas en la prostatectomía comparando la cirugía asistida por robot (Da Vinci), la cirugía abierta y la laparoscópica. En su trabajo se confirmaba la sustitución de las técnicas analizando un panel de 164 hospitales del Reino Unido. Aplicando la estrategia de diferencias en diferencias, la introducción de Da Vinci generaría beneficios para el paciente porque disminuye la estancia, comparado con la cirugía abierta.

Carlos Campillo, del Servei de Salut de les Illes Balears y Universitat Pompeu Fabra fue el encargado de comentar el artículo. Sugirió que la comparación debería situarse considerando el conjunto de laparoscopia y uso del robot versus cirugía abierta. Además, resaltó la importancia de considerar la conversión de una a otra técnica en plena intervención y de tener en cuenta la variación de costes entre hospitales.

La segunda ponencia titulada “Impuestos a refrescos y bebidas azucaradas: efectos sobre precio y consumo de bebidas azucaradas” estudió el impacto del impuesto a las bebidas azucaradas en Portugal en el precio y el consumo. Judite Gonçalves, de la Nova School of Business and Economics, aplicó una estrategia de diferencias en diferencias, usando el agua como grupo de control y distinguiendo por tres tipos de bebidas (según % en azúcar). Los resultados mostrados indican la repercusión al 100% de la tasa sobre el precio en bebidas de <80g/l, es decir, el impuesto se tradujo directamente en un aumento del precio en la misma cuantía. El efecto sobre el consumo no fue significativo. Sin embargo, sí se observó un efecto sobre la reformulación de la composición de las bebidas: las empresas modificaron la receta de las bebidas para limitar el azúcar a menos de 80g/l, y caer así en el tramo más bajo de la tasa.

Judit Vall, de la Universitat de Barcelona, segunda comentarista, dio una valoración global buena al trabajo. Sugirió dar más importancia al efecto encontrado sobre la reformulación de las recetas, ya que puede resultar en un menor consumo total de azúcar de la población portuguesa. Además, aconsejó añadir las bebidas con pulpa y la cerveza al análisis, y considerar el tamaño del recipiente del producto.

El tercer artículo fue el presentado por Mario Martínez, de la Universitat Autónoma de Barcelona, y titulado “The effect of co-insurance on outpatient consumption of drugs”. El estudio identifica los efectos de cambios en el coseguro sobre el consumo de medicamentos en Cataluña: efecto sustitución entre medicamentos recetados y no recetados y los efectos heterogéneos para 7 tipos de medicamentos terapéuticos. Los autores aplicaron también una metodología de diferencias en diferencias con grupo de control constituido por los activos con renta baja (que no sufrieron ese cambio). Los resultados, en general, no encontraron efectos del cambio en el coseguro sobre el consumo de medicamentos. Sin embargo, sí apareció un cierto aumento de consumo en los medicamentos para desórdenes mentales en desempleados sin subsidio.

El Decano de la Facultad de Economía y Empresa de la Universitat de les Illes Balears, Andreu Sansó, comentó varios aspectos para mejorar las técnicas estadísticas empleadas. Señaló que si los autores tuvieran acceso a datos de panel podrían controlar por efectos fijos, ya que controlar por datos de ingresos en este estudio crea problema de endogeneidad. Aconsejó además replicar los análisis con otras bases de datos, verificando que se obtengan resultados similares.

 

 

Tras una pausa café animada con discusiones e intercambio de ideas, se retomó el rumbo con el cuarto artículo, titulado “Using message framing to promote healthy snack choices among children: an experimental approach” y, presentado, desde Ginebra, por Rebeca Echávarri. El experimento consistió en un ensayo aleatorio, llevado a cabo en 7 escuelas de Pamplona, donde se enseñaba a los niños imágenes de emoticonos felices rodeados de frutas, o emoticonos enfadados rodeados de snacks no saludables, para después dejarles elegir entre los dos tipos de merienda. Los resultados mostraron que el efecto medio de los mensajes visuales (ya sea positivo o basado en el miedo) no es significativamente diferente a la falta de mensajes. Sin embargo, cuando se considera el género, los mensajes visuales tuvieron efecto entre las niñas, pero no entre los niños.

Eusebio Castaño, de la Conselleria de Salut de les Illes Balears, comentó el artículo, aconsejando añadir referencias a los diseños de imagen y utilización de la misma en el impacto sobre el consumo. Advirtió además del riesgo que se tiene trabajando con una muestra pequeña.

La quinta presentación corrió a cargo de Mariya Melnychuk, de la Universidad Rey Juan Carlos. Esta comunicación, con el título “What aspects of nursing staff profile influence care delivery and outcomes on a hyper acute unit at day and night time? A mixed methods analysis”, tenía como objetivo examinar la relación entre el perfil del personal de enfermería y la calidad de los procesos y tratamientos aplicados en unidades de cuidado por ictus. Utilizaron un mix de métodos, dos bases de datos (una a nivel del paciente y otra a nivel de los trabajadores) en los 8 centros que tratan el ictus en Londres. Según el momento en el que se produce el accidente cerebral, el paciente tenía opción a uno u otro tipo de tratamiento, y su recuperación difiere. Los resultados indicaron que la mayor cantidad de enfermeras sénior en el equipo da lugar a una mayor probabilidad para el paciente de que se le efectúe el escáner cerebral en menos de 1 hora.

Micaela Comendeiro, del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS), en su comentario incidió en la necesidad de contextualizar la diferencia entre los ictus hemorrágicos y los isquémicos dada su diferente naturaleza y tratamiento. Según las estadísticas del Reino Unido, el 15% de los ictus son hemorrágicos a pesar de que son, al mismo tiempo, los causantes del 40% de los fallecimientos y de pronóstico de recuperación más incierto. Aconsejó a los autores definir las categorías de personal de enfermería que se utiliza en el estudio para mejorar la comprensión e indica la necesidad de diferenciar entre los outcomes (resultados) y los procesos.

Por último, Antonia María Tomás Vidal de la Consellería de Salut de les Illes Balears presentó la sexta comunicación titulada “Evaluación del Programa de Educación Afectiva y Sexual para Educación Secundaria “Amb tots els sentits””. Antonia indicó que el Sistema Nacional de Salud debe proveer la formación en salud sexual y reproductiva como parte del desarrollo integral de la personalidad. La sexualidad en la adolescencia sigue siendo un tabú, existiendo creencias erróneas sobre la educación sexual, formación insuficiente del profesorado, etc. El programa evaluado pretendía facilitar herramientas a todos los centros educativos de educación secundaria para la educación sexual. Las herramientas del programa están disponibles online y fueron enviadas a todos los equipos de dirección y de orientación de los 184 centros educativos. Antonia comentó que recibieron 12 evaluaciones cumplimentadas, habiendo mandado 75 inicialmente. El nivel de satisfacción con el programa alcanzó una nota de 4,6 sobre 5. La mayor dificultad se encontró en la falta de docentes implicados. En consecuencia, destacaron la necesidad de formar al profesorado para que se realizase la educación sexual y afectiva en los centros de educación secundaria.

Helena Hernández-Pizarro, de la Universitat Pompeu Fabra, alabó la voluntad de evaluar las políticas públicas. Aconsejó contextualizar el programa, ajustar los indicadores por población afectada y utilizar modelos estadísticos como el de diferencias en diferencias. Además, sugirió medir la satisfacción de los destinatarios (con google forms o Kahoot). Helena animó también a evaluar la difusión y considerar posibles incentivos para el profesorado.

Los asistentes tuvieron una participación muy activa en el debate obligando a las moderadoras, Patricia Cubí y Laia Maynou, coordinadoras del grupo EvaluAES, a interrumpir las ricas discusiones para evitar sobrepasar el tiempo disponible.

Aprovechamos para recordar que EvaluAES es un grupo de interés abierto a nuevas propuestas de actividades así como a nuevos miembros que las sustenten. Seguimos trabajando en la promoción de actividades de formación como es el club de lectura o la realización de cursos online y en la divulgación a través de Twitter o del Blog de la Asociación de Economía de la Salud.




¡Viva la Europa unida farmacéutica!

Félix Lobo
Departamento de Economía, Universidad Carlos III de Madrid, Director del Encuentro de la Industria Farmacéutica
Email: flobo@uc3m.es
Twitter:@FlixLobo

 

Manuel García Goñi
Departamento de Economía Aplicada, Estructura e Historia, Universidad Complutense de Madrid, Secretario Académico del Encuentro de la Industria Farmacéutica
Email: mggoni@ucm.es
Twitter:@mggoni

 

Pensar en principios de septiembre es planificar el tradicional viaje a Santander, al Palacio de la Magdalena, de principios de curso para disfrutar del Encuentro de la Industria Farmacéutica dentro de la programación de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Tiene lugar entre empresarios, académicos y técnicos y cargos de las distintas Administraciones Públicas que dedican su trabajo, ya sea de manera directa o indirecta, a cuestiones que afectan a la industria farmacéutica. El pasado año, en septiembre de 2018, el Encuentro de la Industria Farmacéutica se convirtió en mayor de edad ya que cumplió sus 18 ediciones ininterrumpidas, después de que comenzara su andadura en 2001, gracias a un acuerdo de colaboración y patrocinio entre la Universidad Carlos III de Madrid, la Fundación Farmaindustria, y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, que continúa de manera muy saludable.

Además de la mayoría de edad, el Encuentro de 2018 fue especial en cuanto que conmemoramos los 25 años del Mercado Único Europeo que inauguramos en 1993. Merece la pena acentuar el impacto positivo que la inclusión de España en este Mercado Único Europeo ha supuesto para nuestro Sistema Nacional de Salud, y para la industria farmacéutica española. En primer lugar, cabe mencionar la armonización europea de la legislación y de las actuaciones administrativas protectoras de la salud pública en la esfera de los medicamentos. Esta faceta en la armonización de legislación europea ya había comenzado en 1965 con la instauración del principio de autorización previa a la comercialización por la autoridad sanitaria, tras rigurosa evaluación de seguridad y eficacia y del principio complementario de vigilancia a lo largo de toda la vida del medicamento. Pero en 1993, con la entrada en vigor del Mercado Único Europeo la regulación caminó con paso firme hacia la eficiencia y el crecimiento económico para aportar mayores ventajas a un mercado de grandes dimensiones, y como consecuencia, se ha avanzado de manera notable en la evaluación de la seguridad y eficacia, el control de calidad y el impulso a la innovación de las terapias medicamentosas. En definitiva, en la promoción y la protección de la salud de todos los europeos. Pruebas de ello son la Directiva 2001/83/EC que recoge el Código de los medicamentos de uso humano; el Reglamento (EC) Nº 726/2004 que establece los procedimientos de autorización y supervisión y la Agencia Europea se Medicamentos, el Reglamento (EU) 536/2014 de ensayos clínicos, o incluso el Reglamento General de Protección de Datos que entró en vigor en mayo de 2018.

Otro de los avances que merece la pena destacar es la armonización en relación a la regulación de precios (Directiva 89/105/EEC de “transparencia”), si bien es importante matizar que en esta materia el progreso ha sido limitado, dado que los sistemas de salud de los Estados miembros son diversos, con diferentes regulaciones nacionales en precios y financiación.

Lo que definitivamente es ya una realidad es que 25 años después de la entrada en el Mercado Único Común, es perfectamente normal hablar en cualquier país de la Unión Europea de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), que constituye el centro neurálgico de un sistema regulatorio del que forman parte los países de la UE y algunos otros más integrantes del Área Económica Europea, además de la propia Comisión Europea, y de la interacción de estas instituciones con las españolas.

Como resultado para el mundo de los medicamentos, así como para muchas otras esferas de la actividad económica, el Mercado Único ha supuesto un gran éxito, con ventajas importantísimas para todos los ciudadanos europeos, que pueden beneficiarse de mayor seguridad y mejor acceso a la innovación terapéutica con menores costes, cualquiera que sea el país de procedencia del medicamento.

Con todo esto para discutir, el Encuentro, con un ambiente distendido, contó como participantes con personalidades de política farmacéutica y administraciones públicas, investigadores de Economía de la Salud, y representantes de la industria farmacéutica, todos ellos tanto nacionales como internacionales.

La primera mañana del programa, el día 13 de septiembre, comenzó con la esperada Inauguración del Encuentro, que contó con la autoridad académica del Rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Catedrático Emilio Lora-Tamayo, además de la de Félix Lobo, como Director del Encuentro, Jesús Acebillo, como presidente de Farmaindustria, y autoridades institucionales representadas por Galo Gutiérrez Monzonís, Director General de Industria y de la PYME del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, y la Consejera de Sanidad de Cantabria, María Luisa Real González. Este breve acto fue seguido por una ponencia de Jesús Acebillo que remarcó la relevancia que para la industria farmacéutica española ha tenido el Mercado Único Europeo, que es vital, dado el crecimiento de la industria española y la importancia de sus exportaciones a cualquier área del mundo, pero en especial, a Europa. Después de una breve pausa, disfrutamos de otras dos ponencias en este primer bloque. En la primera, el Director General de Industria y de la PYME, Galo Gutiérrez Monzonís, expuso, de manera general, las principales líneas de la política industrial que en España afectan a la industria farmacéutica, y de una manera mucho más específica, Gonzalo Calvo Rojas, Jefe del Servicio de Farmacología Clínica del Hospital Clínico de Barcelona revisó los innumerables avances tan significativos que la innovación en la industria farmacéutica han supuesto para la salud de la población mundial y de manera específica, la española, y proporcionó su particular visión de la evolución terapéutica.

 

De izquierda a derecha: Jesús Acebillo, Emilio Lora-Tamayo, María Luisa Real González, Galo Gutiérrez Monzonís, Félix Lobo

 

El segundo bloque del Encuentro, en la tarde del 13 de septiembre, disfrutamos de una Mesa Redonda que llevó por título “Mercado Único Europeo y unidad de mercado en España. Del Comité Mixto al Grupo de Coordinación de Posicionamiento Terapéutico. Camino del Reglamento ETS europeo.” En esa sesión pudimos escuchar a Elisa Sulleiro (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, AEMPS), Arantxa Catalán (Sanofi España), María José Calvo (Comunidad de Madrid) y Nieves Martín Sobrino (Comunidad de Castilla y León). Quizás lo más interesante de esta sesión fue escuchar cómo ha ido evolucionando la regulación, y lo que se espera de ésta. Después de las mejoras para facilitar el acceso apropiado de nuevos medicamentos a los pacientes que más y mejor se pueden beneficiar de ellos mediante los llamados Informes de Posicionamiento Terapéutico (IPT), se reconoce que todavía hace falta un mayor grado de evidencia y un más intenso uso de la evaluación económica. También se discutió sobre la dificultad de llevar a cabo una evaluación de tecnologías sanitarias (ETS) a nivel europeo, teniendo en cuenta las diferencias existentes entre las distintas poblaciones y los distintos modelos sanitarios, especialmente allá donde se incorporara al análisis información no clínica.

La tarde terminó con una ponencia académica de la economista Margaret Kyle, del Centre d'Économie Industrielle (Cerna) Mines ParisTech, que mostró un estudio econométrico en el que evidenció la caída de los costes de entrada en el mercado europeo de los nuevos medicamentos y un incremento de la intensidad en la competencia gracias al Mercado Único, si bien continúa existiendo una diferencia significativa en los precios de los medicamentos por países.

Finalmente, el tercer bloque del Encuentro permitió disfrutar de dos nuevas mesas redondas y una ponencia. En la primera de la mañana, se dieron cita ex-directores de la AEMPS y de la Dirección General de Farmacia de los últimos 25 años (Belén Crespo, Regina Revilla, Fernando García-Alonso, Federico Plaza y Cristina Avendaño). Desde luego, una foto para el recuerdo con ponentes que han hecho historia. En su ponencia, Paulo Gonçalves, de Boston Consulting Group dio la perspectiva de una consultora en cuanto a los avances que se están produciendo en los resultados en salud. Y la última mesa redonda del Encuentro sirvió para que los ponentes, embajadores de distintas empresas de la industria (Ignasi Biosca, de Reig Jofre; Cristina Henríquez de Luna, de GSK España; Margarita López-Acosta, de Sanofi España; y Martín Sellés, de Janssen Cilag) apuntaran hacia dónde espera llegar la industria farmacéutica española, dentro del Mercado Único Europeo en los próximos años.

 

 

De izquierda a derecha: Federico Plaza, Cristina Avendaño, Félix Lobo, Regina Revilla, Fernando García-Alonso y Belén Crespo

 

Entendemos que el XVIII Encuentro de la Industria Farmacéutica fue un éxito. Hubo una gran representación tanto de miembros de la Administración como del mundo empresarial y de la universidad. Los asistentes suponen nuestra motivación para que cada año organicemos este Encuentro.

Ya falta menos para el XIX Encuentro de la Industria Farmacéutica. Será los días 5 y 6 de septiembre de 2019, justo a la vuelta del verano que ahora comenzamos. Nosotros, ya estamos trabajando en su organización, y podemos anticipar… que merecerá la pena que vengan. ¡Hasta entonces!




La economía de la salud sigue avanzando con buena salud, y con jóvenes promesas pidiendo paso: Crónica del XIII Congreso Internacional iHEA

Dr. Eugenio Zucchelli
Universidad Autónoma de Madrid (UAM), Madrid Institute for Advanced Study (MIAS)
Lancaster University (Reino Unido)
Emails: e.zucchelli@lancaster.ac.uk; eugenio.zucchelli@uam.es
Twitter: @e_zucchelli

 

El XIII Congreso Mundial de iHEA (International Health Economics Association) tuvo lugar en Basilea, Suiza, entre el 13 y el 17 de julio. Este es el mayor evento internacional en el área de economía de la salud y en esta ocasión participaron unas 1.300 personas.

 


Basilea, Suiza.

 

Una de las novedades principales de esta edición, fue la introducción de una sesión especial antes del comienzo oficial de la Conferencia centrada en jóvenes investigadores. Cerca de 50 personas participaron en esta sesión, entre jóvenes investigadores y economistas sénior, que discutieron los ’trabajos en progreso’ de los jóvenes, resultando la sesión en un verdadero éxito. También hubo otras sesiones previas, incluidas las de los grupos de intereses especiales creados recientemente por iHEA. Todas estas innovaciones son una señal prometedora para involucrar más activamente a jóvenes investigadores y grupos de investigación en temas más específicos.

Así, por ejemplo, en la sesión previa al Congreso del grupo de interés especial sobre la Obesidad, el actual Presidente de AES Toni Mora realizó una presentación alrededor de nueva evidencia del impacto de los impuestos sobre bebidas azucaradas, utilizando datos de escáner a nivel minorista, con una buena asistencia de público.

 


Presentación de Toni Mora, Presidente de AES.

 

El Congreso se inauguró el domingo 14 con un interesante discurso de apertura de Raj Chetty de la Universidad de Harvard, sobre “Oportunidades económicas y desigualdad de salud”. Su discurso se centró en la utilización del big data y datos administrativos en este tipo de investigación. La charla mostró cómo las posibilidades de ascender en la escala social y económica de los niños varían según los vecindarios, y analizó los efectos causales del entorno infantil en los resultados a largo plazo sobre la desigualdad en la esperanza de vida en áreas dentro de EEUU. Aunque la presentación se enfocó y utilizó principalmente datos norteamericanos, Raj habló y fomentó la posibilidad de explotar este tipo de técnicas econométricas y datos en otros países.

 

Discurso inaugural de Raj Chetty (Harvard).

El lunes 15 de julio empezaron las sesiones paralelas que continuaron hasta el miércoles 17. En mi caso, tuve la oportunidad de atender, entre otras, las sesiones centradas sobre “Obesidad, Dieta, Ejercicio y Nutrición”, “Nuevos métodos para la identificación de resultados sensibles (sensitive outcomes)”, y “Diabetes/Índice de Masa Corporal (IMC)”.

La sesión sobre “Obesidad, Dieta, Ejercicio y Nutrición” incluyó presentaciones de trabajos basados en diferentes métodos, incluyendo políticas económicas estándar y conductuales para reducir y prevenir la obesidad (Emily Lancsar, Australian National University); ensayos clínicos aleatorizados para evaluar el efecto de los impuestos implícitos y explícitos en la compra de los productos altos en calorías (Andrew Finklestein, Duke University and National University of Singapore); un análisis empírico sobre la influencia clave de la educación en las elecciones dietéticas y la actividad física (Stephanie Von Hinke, University of Bristol); y el uso de datos longitudinales para medir las dinámicas de las desigualdades en la renta relacionadas con la obesidad (Dennis Petrie, Monash Univesity). Esta sesión fue muy interesante y demostró claramente todo el trabajo de buena calidad y útil que queda por realizar para ayudar a los responsables políticos a tomar mejores decisiones alrededor de estas cuestiones tan importantes.

Algunos de estos temas se desarrollaron también en la sesión sobre “Diabetes/IMC”. Esta sesión ofreció varios trabajos centrados en el uso de grandes bases de datos administrativos para medir los riesgos y los costes de las complicaciones relacionadas con la diabetes y las disparidades regionales en la utilización de cuidados de salud, también relacionada a la diabetes (Nina Wu, China Capital Medical University). Además, Cristina Hansen Edwards (Norwegian Institute of Public Health) presentó un innovador trabajo sobre el uso de variaciones genéticas en el IMC como variables instrumentales en el estudio de la relación entre el IMC y los gastos en salud. En la misma sesión, yo presenté un trabajo conjunto con Joan Gil (Universidad de Barcelona) y Paolo Li Donni (Universita di Palermo) sobre el uso de modelos Latent Markov (LM) en el estudio de la utilización de servicios de salud relacionados con la diabetes. Toda la sesión fue muy dinámica, con muchas intervenciones y presidida por el siempre genial Tor Iversen (University of Oslo).

Tuve la suerte de presidir la sesión sobre “Resultados sensibles (sensitive outcomes)” y ver una serie de trabajos sustanciosos y originales, algunos de los cuales han sido realizados con datos de países en vías de desarrollo, como, por ejemplo, el análisis sobre la relación entre la regulación del trabajo sexual y conductas sexuales de riesgo en Senegal (Aurelia Lepin, UCL), el único país de África que legaliza y regula la prostitución. Esta presentación fue seguida por otra similar basada en un experimento de campo también realizado en Senegal sobre el uso de preservativos entre trabajadores sexuales (Carole Treibich, GAEL). Este último trabajo fue especialmente esclarecedor en cuestiones relacionadas a la notificación inexacta (misreporting) del uso del preservativo, que es en realidad mucho más bajo de lo que los trabajadores sexuales normalmente declaran. Esta sesión también incluyó investigaciones sobre los costes (altos) en salud mental del crimen (Panka Bencsik, University of Sussex) y el importante impacto de los desastres naturales en el bienestar mental (Rachel Knott, Monash University).

 


Algunos representantes de AES, ¡pero sin nombrar a nadie por miedo a dejarme algún nombre! Pero insto a los asistentes a dejar comentarios para reivindicar su presencia y así enriquecer esta entrada compartiendo sus experiencias.

 

También tuve la oportunidad de asistir a la sesión verdaderamente excelente de los premios a los mejores trabajos de estudiantes de doctorado. Esta fue, con mucho, la mejor sesión de toda la Conferencia (aunque sorprendentemente no hubo muchos asistentes) y demostró claramente cómo el futuro de la disciplina está en buenas manos. Dicha sesión incluyó la entrega de los premios tanto de este año como del año anterior (2018). El ganador del primer premio al mejor trabajo de investigación del 2018 fue Mujaheed Shaikh (Hertie School of Governance), por su análisis sobre el efecto causal de la jubilación en los comportamientos de salud dentro de las parejas. Es importante mencionar que el segundo premio del 2018 lo ganó Ana Rodríguez González por su trabajo conjunto con Ana María Costa-Ramón, Miquel Serra-Burriel y Carlos Campillo-Artero (todos con filiaciones a la Universitat Pompeu Fabra y CRES) sobre las operaciones de cesáreas y el estado de salud de los recién nacidos. Para el año en curso, el primer premio fue para Monica Aswani (University of Alabama at Birmingham School of Public Health) por su excelente investigación sobre el impacto diferencial de los factores hospitalarios y comunitarios en las sanciones de readmisión de Medicare en EEUU. Todos los ganadores tuvieron la oportunidad de hacer una breve presentación y responder a preguntas.

El segundo discurso plenario fue pronunciado el martes 16 julio por Janet Currie (Princeton University) y se enfocó en la salud de los niños como capital humano. Los mensajes clave de su brillante presentación fueron que:

  1. Hay una literatura establecida que demuestra que la salud infantil es una forma importante de capital humano;
  2. Los niños más sanos viven una vida más larga y saludable, obtienen más educación y ganan salarios más altos;
  3. Aunque apenas estamos comenzando a entender los mecanismos, la evidencia disponible demuestra que las políticas públicas pueden relajar las restricciones sobre las familias y promover una mejor salud infantil.

 


Janet Currie presentando sobre salud de los niños como capital humano.

 

Come ya estaba de camino a casa, no pude asistir a los discursos plenarios de clausura de Lise Rochaix (Paris School of Economics) y Joe Kutzin (World Health Organization) el miércoles 17 julio por la tarde sobre la influencia de la economía de la salud en la políticas públicas y sus experiencias personales. ¡Los que asistieron me dijeron que fue realmente excelente!

En general, por la calidad de los trabajos presentados y la atención dedicada a los jóvenes investigadores, esta fue la mejor Conferencia iHEA a la que he asistido hasta el momento (¡comencé a asistir en el 2007 en Copenhague!) ¡Hasta la próxima en Ciudad del Cabo!




Crónica del I Taller de GestionAES: “Coste por paciente y coste de la enfermedad: Innovaciones en los sistemas de información sanitaria”



Elisa Gómez Inhiesto
OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces
Email: Elisa.gomezinhiesto@osakidetza.eus

 

Carmen Pérez Romero
Escuela Andaluza de Salud Pública
Email: carmen.perez.easp@juntadeandalucia.es

 

Carla Blázquez Fernández
Universidad de Cantabria
Email: carla.blazquez@unican.es

 

Francesc Cots Reguant
Parc de Salut Mar de Barcelona
Email: fcots@psmar.cat

 

Roberto Nuño Solinis
Deusto Business School Health
Email: roberto.nuno@deusto.es

 

Iker Ustarroz Aguirre
OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces
Email: iker.ustarrozaguirre@osakidetza.eus

 

El Grupo de Interés en Gestión Clínica y Sanitaria (GestionAES) celebró el pasado 11 de abril en el Hospital Universitario Cruces (Barakaldo, Bizkaia) su primer Taller. Siguiendo los objetivos generales de GestionAES, se reunieron profesionales tanto del ámbito académico como del ámbito de la gestión de centros asistenciales.

Podemos decir, con gran satisfacción, que este primer Taller bajo el lema “Coste por paciente y coste de la enfermedad: innovaciones en los sistemas de información sanitaria” contó con una gran participación, que se expresó en un centenar de inscripciones. En este contexto, se presentaron 9 trabajos, distribuidos en 5 presentaciones orales (con comentaristas y posterior debate), y otras 4 comunicaciones “cortas” (sin comentarista, pero con intervención del público asistente).

 

Participantes del I Taller de GestionAES.

 

El Director Gerente de la Organización Sanitaria Integrada Ezkerraldea Enkarterri Cruces (Santiago Rabanal), inauguró el Taller junto con las dos coordinadoras del grupo (Elisa Gómez Inhiesto y Carmen Pérez Romero), mientras que el Director Económico de Osakidetza (José Ramón Calonge) fue el encargado de clausurar.

 

Presentación y bienvenida del I Taller de GestionAES.

 

Los participantes con presentación oral en el Taller fueron: Casiano A. Manrique de Lara Peñate (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria), María Teresa Acaiturri Ayesta (Organización Sanitaria Integrada Ezkerraldea Enkarterri Cruces), Jose M. Inoriza (Serveis de Salut Integrats Baix Empordà (SSIBE)), Rosa Vidal Álvarez (Servei Català de la Salut), y Diego Juárez (Fundación IMIM).

Como comentaristas actuaron: Carla Blázquez (Universidad de Cantabria), Pedro Gemio (Servicio Cántabro de Salud), Iñaki Eguiluz (Jefe de Servicio de Psiquiatría, Hospital Universitario Cruces), Iker Ustarroz (Unidad de Evaluación Económica, Organización Sanitaria Integrada Ezkerraldea Enkarterri Cruces) y Carmen Pérez Romero (Escuela Andaluza de Salud Pública).

Roberto Nuño Solinís (Director de Health en Deusto Business School) fue el encargado de moderar las comunicaciones “cortas” a cargo de: Julianna Ribera (Amalfi Analytics), Bruno Casal-Rodríguez (Universidade da Coruña), Francesc Cots Reguant (Parc de Salut Mar de Barcelona) y Luis Carretero Alcántara (Marina Salud - Departamento de Salud de Denia).

La valoración global del Taller ha sido muy positiva por la calidad intrínseca de los trabajos, la homogeneidad en relación a la temática del Taller y la orientación de convertirse en un puente entre la gestión, la academia y el papel de una sociedad científica como es AES. Entendemos que los gestores y clínicos se sintieron plenamente interesados por el contenido de los temas presentados y que los científicos y académicos vieron en los trabajos un rigor metodológico de primer nivel. En conjunto, todos los asistentes tuvieron claros ejemplos de la utilidad para toma de decisiones de los análisis de costes orientados a la gestión clínica y hospitalaria.

Como dijo el Director Económico de Osakidetza (José Ramón Calonge) es impensable que un sector clave como la sanidad no sepa hoy en día lo que cuesta lo que produce. En este sentido la reivindicación y razón de ser de GestionAES ha salido muy reforzada por el éxito de nuestro primer Taller en el que se ha demostrado que existe ya buena información de costes y que, orientada a objetivos de mejora de la adecuación y la eficiencia, debe ser una palanca de cambio clave en un futuro inmediato.

En la primera intervención, Casiano A. Manrique de Lara (ULPGC) presentó un modelo económico de simulación hospitalaria de los costes y la actividad desarrollada por el Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil (CHUIMI) del Servicio Canario de Salud, a partir de un esquema contable basado en las Tablas Input-Output -trabajo realizado junto con Luis Márquez Llabrés (SCS) y Pablo Maciuniak (CHUIMI). Por su parte, la comentarista (Carla Blázquez, Universidad de Cantabria), aportó una visión académica al trabajo, resaltando cómo estos modelos de simulación hospitalaria pueden funcionar como instrumento de previsión presupuestaria ante diferentes escenarios.

En segundo lugar, se expuso un trabajo muy sólido sobre el coste de la enfermedad de Parkinson presentado por María Teresa Acaiturri Ayesta (Organización Sanitaria Integrada Ezkerraldea Enkarterri Cruces). Al ser una enfermedad sin cura definitiva, pero con distintos tratamientos que mejoran los síntomas, el trabajo permite no solamente conocer el coste de la enfermedad en el tiempo si no también la diferencia de coste de las distintas alternativas. El enfoque del estudio es la explotación de un sistema de costes por paciente que cubre todo el espectro de costes (primaria, hospital y farmacia) para los pacientes con la enfermedad que atiende el hospital a lo largo de todo el proceso. Las diferencias de costes entre las distintas alternativas son importantes y derivan de la realidad de los registros de los casos reales atendidos en condiciones normales. Además, se presenta un cuadro de mando de costes con información actualizada de los costes por paciente atendido que sirve de base a la toma de decisiones para todos los niveles asistenciales y de gestión. En los comentarios, Pedro Gemio (Gestión Farmacéutica del Servicio Cántabro de Salud) destacó la calidad de la presentación, donde se veía claramente el efecto del fármaco en el tratamiento, y resaltó el nivel de información de costes disponible.

La tercera presentación corrió a cargo de Jose M. Inoriza (Serveis de Salut Integrats Baix Empordà). La atención sanitaria y social de las demencias varía a lo largo del curso de la enfermedad e incluye un gran número de procesos. Se presenta una descripción y caracterización de una cohorte de pacientes: tipo de demencia y gravedad de la enfermedad, la comorbilidad que presentan y los niveles de control de la misma, los patrones de utilización de recursos sanitarios y los costes asociados a los mismos de modo longitudinal. Se compara esta cohorte con una cohorte de características similares de pacientes que no han desarrollado demencia. El estudio es posible gracias a la combinación de tres fuentes de información: el registro de los casos de demencia diagnosticados, el Sistema de Información Clínica y la Contabilidad de Costes. La planificación de recursos necesarios para la atención a la demencia depende de la severidad del cuadro en el momento del diagnóstico. El comentarista, Iñaki Eguiluz (Jefe de Psiquiatría, Organización Sanitaria Integrada Ezkerraldea Enkarterri Cruces) destacó la importancia del trabajo presentado y resaltó que sería muy importante resaltar la carga económica de los costes sociosanitarios.

La penúltima presentación corrió a cargo de Rosa Vidal Álvarez, del Servei Català de la Salut, que presentó un trabajo sobre tarifas en pacientes neonatos complejos. Primero se expuso el modo de organización del Servei Català de la Salut y el sistema de contraprestación, los tipos de alta según complejidad, y la necesidad de desarrollo de una tarifa específica para neonatos complejos diferente a la existente. Seguidamente explicó el trabajo que han realizado para desarrollar estas nuevas tarifas, y por último, comentó las implicaciones derivadas de este cambio para el reembolso y para los sistemas de información. En los comentarios, Iker Ustarroz (Unidad de Evaluación Económica, Organización Sanitaria Integrada Ezkerraldea Enkarterri Cruces) agradeció el esfuerzo realizado en este trabajo, ya que los cuidados de neonatos son unos de los procesos más caros de los que se realizan en el Sistema Sanitario. Además, señaló la importancia que tiene la disponibilidad de una buena información sobre costes a la hora de realizar una evaluación económica y comparó los datos presentados en este trabajo con los datos disponibles en el Sistema de Información de Coste por Paciente de la Organización Sanitaria Integrada Ezkerraldea Enkarterri Cruces.

Finalmente, Diego Juárez (Fundación IMIN) presentó un interesante trabajo sobre benchmark de costes hospitalarios en el Sistema Nacional de Salud español, en el que se proponen criterios de comparación de eficiencia en el uso de los recursos. Durante la exposición, se hizo énfasis en la importancia de un uso eficiente de recursos hospitalarios, cuestión que se ha convertido en un punto clave de la evaluación de los servicios sanitarios en los últimos años. En opinión de los autores, la distribución de recursos ideal debería responder a un nivel de eficiencia estándar funcional y ajustada al sistema, y no a los criterios históricos de cada hospital. Se propusieron y analizaron dos metodologías complementarias para el análisis de la eficiencia basada en costes por paciente ingresado. Estas metodologías se aplicaron y compararon sobre 1.269.158 altas de hospitales presentes en la base de datos de la Red Española de Costes Hospitalarios (RECH) entre los años 2010 y 2017. Como conclusión, se identificó una de las dos metodologías de benchmarking como más apropiada para la comparación de la gestión global entre hospitales, siendo la otra más conveniente para el análisis interno de la eficiencia propia de cada hospital.

Los miembros del Equipo de Trabajo de GestionAES queremos expresar nuestro agradecimiento a todas las personas que han hecho posible este Taller, tanto a los que han enviado trabajos, como a los que los presentaron y a todos los asistentes que nos acompañaron y fomentaron el debate. Esperando que ésta sea la primera de otras muchas ocasiones en las que volvamos a coincidir… ¡Nos vemos pronto en Albacete, y… en nuestro segundo Taller!

Para más información sobre el grupo, podéis consultar la Web de AES (http://www.aes.es/gestionaes/presentacion/) y seguirnos en Twitter (@GestionAES).

El Programa del I Taller de GestionAES está disponible aquí.







XXXIX Jornadas AES
Viaje a La Mancha: transparencias y colores. Crónica del Comité Organizador de las XXXIX Jornadas AES

Isabel Pardo García
Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. Universidad de Castilla-La Mancha
Email: Isabel.pardo@uclm.es
Twitter: @isabelpardogar3

 

Tengo que escribir la crónica de las Jornadas que, con gracia y paciencia, me recuerda Jorge Mestre que es una tarea final. ¡Ya hace un mes que terminaron las Jornadas AES! ¡Cómo pasa el tiempo!

El tiempo… ay, el tiempo. El valor del tiempo, parafraseando a María Ángeles Durán ¿cuántas horas te faltan al día? Y en las Jornadas AES la respuesta es: muchas. La actividad es frenética, las opciones, a cada cual, mejor. Eso es lo que diría cualquiera de los casi 300 congresistas que asisten cada año, pero ¿Qué dice el Comité Organizador? ¿Lo vive intensamente? ¿Disfrutando? ¿Vigilando cual suricato?

Esta es la crónica. Juzgad vosotros.

En mayo de 2018, Paco Escribano me comenta que tenemos la amable invitación de Eduardo Sánchez-Iriso, a la postre, presidente de AES, de organizar las XXXIX Jornadas de Economía de la Salud en Albacete. No tenemos muchas dudas, la verdad; los poquitos que somos en Castilla-La Mancha decimos que sí, que adelante, que cuente con nosotros para esa tarea. Y eso que íbamos a organizar después de Las Palmas de Gran Canaria. De repente, de simples socios, pasamos a Comité Organizador.

Ser la presidenta del Comité Organizador es un honor y supone una gran responsabilidad que se puede asumir por varias razones: saber que cuentas con un Comité Organizador dispuesto a trabajar con empeño; el respaldo de una Secretaría Técnica que conoce todos los detalles y que resuelve con rapidez y eficiencia cualquier duda y una Junta Directiva que apoya dando completa libertad. Además, teníamos un elemento a nuestro favor, Laura Vallejo cumplía dos funciones: presidenta de AES y expresidenta del CO.  Así que empezamos el camino bien acompañados: informándonos de todo y aconsejándonos siempre.

Bueno, íbamos acompañados pero el camino tiene sus curvas y sus cambios de rasante. Menos mal que la responsabilidad te mantiene siempre alerta. Primera cita: Jornada Técnica (7 marzo 2019). Primeros nervios. Prueba superada. Excelente acogida y debate. Hablamos de la Valoración de los Cuidados de Larga Duración y, entre otros ponentes, nos acompañó María Ángeles Durán, capaz de ilustrarnos todas las aristas del cuidatoriado. Lo cierto es que el Salón de Actos de la Facultad de Ciencias Económicas se llenó para escuchar las dos mesas que formaron la Jornada.

 Y ya me lo dijo Laura, de aquí a junio es como un soplo. Un soplo lleno de reuniones, búsqueda de colaboradores, revisión de infraestructuras y organización de los espacios para las múltiples actividades. Y cuando todo parecía ya cerrado, hay que prestar atención al acto de inauguración. La ocasión lo merece. La Ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha aceptado la invitación de la Presidenta de AES y confirma su asistencia al acto inaugural, previsto para el 12 de junio. A partir de ese momento, nuestra atención se dividía en dos hechos, no menores, cada uno por motivos diferentes. El día 11, al terminar el Taller Precongresual, organizado por Javier Mar, celebrábamos la III CarrerAES. Prepararla requiere un curso intensivo de pequeños detalles y paseos por las instituciones municipales y universitarias: diputación, ayuntamiento, empresa de autobuses urbanos, policía local, vicerrectorado, empresas locales. Todos hicieron posible la CarrerAES, de carácter benéfico, en esta ocasión dirigida a la investigación contra el cáncer. Gracias a los preparativos previos y la participación de numerosos voluntarios salieron los corredores por un circuito de 4,2 kilómetros por el campus universitario y la ciudad. Fue realmente entrañable.

 

 

¡Qué bien! ¡Todos terminaron la carrera! Ufff. Mañana es la inauguración. Esto va en serio. 

 

 

Era 12 de junio y a las 8:30 comenzó la acreditación y entrega de documentación. Parecía que todo iba según lo previsto, pero nuestro horario se vio alterado. Vamos, que hubo retraso. Sin embargo, nadie se movió del Aula Magna de la Facultad de Ciencias Económicas para escuchar a la Ministra, al Rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, al Consejero de Sanidad de la región, al Presidente de la Diputación de Albacete, a la Presidenta del Comité Científico, al vicepresidente de AES y a mí misma.

 

 

Las XXXIX Jornadas de Economía de la Salud se habían inaugurado en Albacete. Las crónicas y la difusión de este acto fueron más allá de la llanura manchega, gracias al trabajo de Guillem y Óscar, del Gabinete de Prensa.

 

 

Por delante comenzaba una intensa actividad de sesiones plenarias, mesas de comunicaciones, de ponencias, pósteres, sesiones organizadas, reuniones de jóvenes investigadores, presentación de libros y speaker’s corners.

El retraso suponía que, al terminar las sesiones, los asistentes optaran entre descansar de un largo y productivo día o sumarse a la visita guiada por la ciudad a cargo de la Oficina de Turismo de Albacete y posterior recepción en el Centro Cultural de la Asunción, sin descanso en el hotel. Primó la segunda opción. Y el tiempo atmosférico nos volvió a acompañar.

 

 

 

Así, llegamos al segundo día. Parece que todo está en orden. Ya hemos superado los nervios del debut y los jueves son, como marca la tradición, un día especial, o, más bien, una noche especial. Es nuestra cena de gala. Para ello, hemos decidido que nada mejor que disfrutar en una quinta manchega: el Parador de Albacete. Además de buena comida, su ubicación permitiría que el “solano” refrescara las tórridas noches albaceteñas. Y vaya que si refrescó.

 

 

Y otra vez, todos aguantaron estoicamente, sin saber si la espera merecería la pena o no. Creemos que sí. Con absoluta discreción, solo unos pocos, sabíamos que había música en directo para amenizar la velada: Los gafapasta.

 

 

La velada fue más o menos larga, más o menos corta, según cada cual, porque al día siguiente, ¡quedaban más comunicaciones, plenarias, entrega de premios!

 

 

Y así llegamos al último día. ¿En serio? ¿Ya están acabando? Pues sí. De nuevo asistimos a una excelente mesa de ponencias, como todas las que preparó el Comité Científico presidido por Dolores Jiménez, y a las mesas de comunicaciones. Descanso. Entrega de premios. Colofón de las Jornadas con la sesión plenaria impartida por Carol Propper. Despedida a cargo de las presidentas del Comité Organizador y Comité Científico, del nuevo presidente de AES, Toni Mora y de la decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Carmen Córcoles.

Y vuelvo al tiempo, cronológico que no atmosférico. ¿Cómo vivimos el Comité Organizador estas Jornadas? Como Momo. En la novela de Michael Ende, Momo (Ende, 1973) tiene la maravillosa cualidad de saber escuchar a los demás y ayudarles cuando los hombres grises quieren apoderarse de uno de los bienes más preciados que poseen las personas: su tiempo. Los miembros del Comité Organizador: Paco, Elisa, Roberto, Pilar, Isaac, Raúl, Pablo y Fernando han dedicado, junto a mí, a lo largo de este año su tiempo a tareas que, aparentemente no tienen valor económico ni resultados en la carrera académica pero que no es tiempo perdido. Nos hacen mejores. Hemos compartido experiencias, ilusiones y esfuerzos por preparar unas Jornadas a la altura de lo que habíamos recibido en los años en los que, simplemente, asistíamos. No hemos estado solos. Hemos contado con la Universidad de Castilla-La Mancha, con la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, con la ciudad de Albacete, con AES, con la Secretaría Técnica, con patrocinadores y colaboradores. Por supuesto, con todos los congresistas que os animasteis a venir a nuestra tierra. En todos, hemos encontrado los aliados perfectos para llevar a buen puerto estas Jornadas. Ha sido un placer recibiros y una experiencia maravillosa. De esas que solo se viven una vez en la vida. Espero que para vosotros también lo haya sido.

¡Nos vemos en Zaragoza!




Rindiendo cuentas de la cita anual de AES. Crónica del Comité Científico XXXIX Jornadas AES

Dolores Jiménez Rubio
Universidad de Granada
Email: dolores@ugr.es
Twitter: @RubLola

 

Ha sido un placer capitanear el trabajo del Comité Científico de estas Jornadas, y en nombre de ellos, os doy las gracias a todos los que nos acompañasteis en las trigésimo novenas Jornadas AES, celebradas en Albacete entre el 11 y el 14 del pasado mes de junio. La acogida de la ciudad de Albacete y del Comité Organizador no podría haber sido mejor, y su accesibilidad y cercanía facilitaron la asistencia a esta cita anual de AES y pusieron muy fácil la comunicación entre todos los asistentes. Esta crónica pretende hacer honor al lema del congreso: la transparencia y la rendición de cuentas. Así que en aras de la transparencia, repasaremos en estas líneas los detalles y pormenores de este encuentro.

Las Jornadas se abrieron el martes 11 de junio con el Taller pre-congresual titulado “Methods for addressing missing data in health economic evaluation”, con Gianluca Baio, del University College London (Reino Unido) y Andrea Gabrio, de la misma Universidad. El Taller estuvo coordinado por Javier Mar y en él se trataron metodologías innovadoras para abordar el problema tan común de los datos faltantes, particularmente en el área de la evaluación de tecnologías sanitarias. Tras el Taller, se llevó a cabo la tercera edición de la CarrerAES, que partió de la emblemática plaza de la Universidad, el centro neurálgico de la misma, y que este año fue todo un éxito a tenor de la gran cantidad de asistentes gracias a la estupenda labor del Comité Organizador local.

Con el programa ligeramente alterado debido al privilegio de contar con la presencia en el acto inaugural de un Ministro del gobierno (¡por segunda vez en la larga historia de AES!), se dio el pistoletazo de salida al programa científico del congreso, con la primera conferencia plenaria a cargo de Enrique Bernal. La ponencia versó sobre los beneficios y limitaciones del public reporting (o provisión de datos públicos a nivel de proveedor), un aspecto clave para mejorar la transparencia de los sistemas sanitarios.

 


Enrique Bernal durante la primera sesión plenaria.

 

A continuación, la inauguración oficial de las Jornadas se retrasó ligeramente hasta las 11.30 aproximadamente, debido a la expectación por la llegada de la Excelentísima Ministra de Salud, Consumo y Bienestar Social, Dña. María Luisa Carcedo, y a las numerosas preguntas que los medios convocados le formularon a su entrada. Junto a ella, nos acompañaron un buen número de representantes institucionales de diversos ámbitos: la Presidenta de AES Laura Vallejo, quien delegó en el Vicepresidente de AES, David Cantarero -debido a una más que justificada causa, y es que estaba a punto de salir de cuentas- la presidenta del Comité Organizador, Isabel Pardo, la Presidenta del Comité Científico, Dolores Jiménez, el Excelentísimo Señor Don Jesús Fernández Sanz, Consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, el Presidente en funciones de la Diputación Provincial de Albacete, el Excelentísimo señor Don Santiago Cabañero, y el Rector Magnífico de la Universidad de Castilla-La Mancha, el Excelentísimo Señor Miguel Ángel Collado Yurrita. María Luisa Carcedo subrayó la importancia de la rendición de cuentas y la transparencia, los ejes sobre los que giraba el lema del congreso, como herramientas para la mejora de la toma de decisiones y el control de la acción pública por parte de la ciudadanía, y concluyó citando la analogía empleada por Jaume Puig y Juan Oliva, que asemejaba la falta de rigor en la evaluación de políticas sanitarias con el cuento del emperador, señalando que “el emperador más que desnudo hace tiempo que va enseñando sus vergüenzas”.

 


Acto inaugural de las XXXIX Jornadas.

 

El programa científico de este año destacaba por estar muy feminizado, no sólo por la presencia de tres mujeres presidentas en la organización de las Jornadas, sino porque 2 de las 3 plenarias corrieron a cargo de mujeres de gran talla profesional, algo que desgraciadamente no suele ser tan usual en eventos científicos de esta índole. Además de 96 comunicaciones orales y 60 gráficas, distribuidas en 20 mesas de comunicaciones (7 de ellas en inglés) y 12 sesiones de comunicaciones gráficas, el programa incluía 6 mesas de ponencias, 6 sesiones organizadas, 4 speaker’s corners y una sesión de presentación de libros. Pese a la intensidad del programa, los asistentes hicimos buen uso de nuestro tiempo, y también pudimos relajarnos y disfrutar de los muchos encantos de Albacete y sus gentes.

A pesar del importante retraso en el programa, la rapidez y diligencia de la Secretaría AES que actualizó inmediatamente el nuevo horario en la App del congreso, permitieron que el programa se desarrollase con normalidad. En la primera mesa de ponencias, denominada “Nuevos retos en la Evaluación Económica” y moderada por Miguel Ángel Negrín, se discutieron algunas metodologías de incipiente desarrollo en esta área y se trató el impacto de la denominada “medicina de precisión o personalizada” en la futura evaluación de tecnologías sanitarias. Durante la pausa para la comida, disfrutamos de la compañía de Pedro Pita y Andrew Street en los dos speaker’s corners que había organizados. Después de la comida tuvo lugar la segunda mesa de ponencias, en la que se trató el reto de la financiación de la dependencia y la búsqueda de fuentes de financiación alternativas para afrontar el imparable crecimiento del gasto en mayores. En paralelo, contamos con la sesión organizada por la asociación de jóvenes investigadores AESEC para jóvenes investigadores en Economía de la Salud, en la que tres trabajos previamente seleccionados fueron comentados por tres expertos, y para cerrar el día tuvimos la primera sesión organizada sobre “Building Learning Health Systems Data”. A lo largo de esta jornada se puso de manifiesto desde distintas esferas la importancia del public reporting y de la transparencia y la rendición de cuentas para una toma de decisiones basada en la evidencia, que permita afrontar de mejor manera los importantes retos relacionados con el gasto sanitario futuro.

 


Andrew Street durante su speaker’s corner.

 

El jueves 13 de junio comenzó con la tercera mesa de ponencias coordinada por Judit Vall y moderada por Guillem López-Casasnovas, denominada “Fraudes financieros, efectos sociales y sobre la salud”. En esta sesión se analizaron varios trabajos que abordaron los importantes costes para el sistema sanitario de los fraudes financieros ocurridos en paralelo a la crisis económica, principalmente debido al deterioro de la salud mental. Después de la pausa para el café estaba prevista la cuarta mesa de ponencias coordinada por Dolores Jiménez bajo el título “Transparency, Choice of Provider and Competition: experience form recent experiences in Europe”, en la que se contrastó la experiencia de diversos sistemas sanitarios que en mayor o menor grado han implementado medidas orientadas a mejorar la información pública sobre su desempeño.

Durante la pausa para la comida, Lise Rochaix de la Universidad de París nos deleitó con su compañía en uno de los dos speaker’s corners previstos para este día. En el segundo de los speaker’s corners, coordinado por AESEC, algunos socios interesados tuvieron la oportunidad de abordar cuestiones de particular interés para ellos bajo el apadrinamiento de un investigador veterano. Tras la comida, la ponencia de Lise Rochaix nos hizo cuestionarnos el papel de los economistas de la salud y reflexionar sobre los retos futuros de este colectivo. Con objeto de promover la interacción entre la investigación y las políticas sociales, y la sanitaria en particular, la profesora Rochaix abogó por incentivar la contribución social de la investigación, promover la colaboración con otras disciplinas y subáreas de la Economía, y simplificar los mensajes destinados a los decisores políticos.

Para cerrar este intenso día de trabajo la quinta y última mesa de ponencias trató sobre los “Determinantes Comerciales de la Salud”, y en ella se discutieron aspectos relacionados con la objetividad de la ciencia, la independencia de los investigadores y los conflictos de interés, y la influencia en la política, y se ofrecieron ejemplos concretos del sector salud. En líneas generales, la jornada del jueves nos dejó importantes mensajes como que el public reporting es muy necesario porque mejora la transparencia y facilita el control de la acción pública por parte de la población, pero sin embargo la evidencia sobre sus efectos en la eficiencia y calidad del sistema sanitario no está tan clara y merece mayor atención. También se puso de relieve que muchas de las soluciones clave para frenar uno de los retos sanitarios y sociales más importantes en la actualidad, el crecimiento incesante de la obesidad, sobre todo la infantil, se encuentran fuera del sector sanitario, especialmente en las prácticas corporativas, los acuerdos comerciales y la legislación. Por otro lado, con el objetivo de proteger la salud poblacional de los efectos adversos del ciclo económico se insta al gobierno a mejorar la educación financiera de la población y a establecer una regulación bancaria más estricta.

Y tras la estupenda y “fresquita” cena en el Parador de Albacete, amenizada con una genial orquesta cortesía del Comité Organizador, llegó la mañana del viernes, que se abrió con una original mesa de ponencias sobre docencia en Economía de la Salud.

 


Participantes durante la mesa de ponencias sobre docencia.

 

Las Jornadas se cerraron con la conferencia de clausura de Carol Propper, Imperial College (Reino Unido), quien, pese a lo complicado del día y la hora, nos lo puso fácil con su magistral ponencia sobre la influencia del estilo gerencial sobre los resultados en el sistema de salud inglés. Por último, se dio paso al tradicional acto de entrega de premios y clausura de las Jornadas, en el que el nuevo presidente de AES Toni Mora, acompañado de Isabel Pardo, y de la Decana de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Castilla La Mancha, Carmen Córcoles, puso el punto final a este evento.

 


Carol Propper durante la sesión plenaria de clausura.

 

Tres intensos días de puesta en común de ideas, de debate y convivencia con el objetivo común de mejorar la transparencia y los resultados de nuestro sistema sanitario. ¡Muchas gracias a todos por acompañarnos! ¡Nos vemos en las XL Jornadas AES en Zaragoza!




Reflexionando sobre los retos futuros del sistema nacional de salud. Lecciones de las XXXIX Jornadas AES

Comité Científico de las XXXIX Jornadas AES

Email de contacto: dolores@ugr.es

 

En este texto pretendemos hacer una recopilación de algunos de los mensajes más significativos que nos han dejado las XXXIX Jornadas AES, muchos de los cuales han tenido una importante repercusión en medios de comunicación nacionales.

Históricamente la transparencia ha sido la excepción, más que la norma en la mayoría de sistemas sanitarios. Esto está cambiando lentamente, aunque no sin cierta resistencia. La provisión de datos públicos a nivel de proveedor, o public reporting, es muy necesaria porque mejora la transparencia, un principio básico de cualquier sistema democrático que permite el control de la acción pública por parte de la población. Además, se ha demostrado que puede tener algunos efectos positivos en la mejora de la salud poblacional y otros indicadores y puede contribuir a incentivar la autoevaluación y mejora por comparación de proveedores. Sin embargo, su efectividad como método para mejorar la calidad de los servicios es limitada en la mayoría de sistemas nacionales de salud en los que, como en el caso español, no se financia a proveedores en función de la calidad, no se remunera a los profesionales en función de sus resultados, no se compite por población, y no existe por lo general capacidad de elección de proveedores. Además, la evidencia de los efectos del public reporting sobre la eficiencia, incluso en sistemas donde se dan más contundentemente las condiciones anteriormente mencionadas, no es del todo concluyente. Pese a ello, resulta positivo que España sea uno de los 10 países de Europa que realiza rendición de cuentas, aunque sólo dos de las Comunidades Autónomas –Madrid y Cataluña- lo hacen de manera sistemática a través de sus respectivos Observatorios de Resultados (Observatorio de Resultados del Servicio Madrileño de Salud y Observatorio del Sistema de Salud de Cataluña de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña, Aquas). Por último, en las Jornadas se defendió que la colaboración (más que la competencia) entre profesionales y proveedores podría ser un mecanismo más efectivo para abordar los retos futuros de los sistemas sanitarios.

Las transformaciones sociales en el siglo XXI debido entre otros factores al envejecimiento, el cambio en la estructura familiar, o las migraciones, hacen que debamos enfrentarnos a esta nueva realidad buscando respuestas. En concreto, en las Jornadas se abrió el debate en torno a la financiación de la dependencia. En este sentido, se destacó la necesidad de buscar fórmulas de financiación alternativas y específicas que no minen la equidad del sistema, y se abogó en particular por la continuidad del impuesto de sucesiones, y por la financiación mediante un impuesto que grave el patrimonio de las personas jurídicas no relacionado con la actividad económica. Además, para generar recursos con los que enfrentarnos al imparable crecimiento del gasto en mayores sería importante complementar las pensiones públicas con otras alternativas tanto públicas como privadas y mixtas. Por último, se puso de relieve que no es sólo importante lo que se gasta en cuidados de larga duración, sino que es igualmente importante “cómo” se gasta, y por ello se debe apostar sobre todo por las prestaciones de servicios (derivadas de la Ley de Dependencia que incluyen conceptos como la ayuda domiciliaria o centros de día) frente a las económicas (en las que se da el dinero a la familia para que lo destine a lo que prefiera ligado a la situación de dependencia) ya que generan más empleo y de mejor calidad.

A lo largo de las Jornadas también se reflexionó sobre uno de los retos futuros más importantes en nuestro país, el crecimiento desmedido de la obesidad en edad temprana. Muchas de las soluciones clave para este problema, se encuentran fuera del sector sanitario, especialmente en las prácticas corporativas, los acuerdos comerciales y la legislación. En esta línea, se discutió sobre la captura corporativa, entendida como el proceso intencionado por el cual las decisiones políticas responden a un interés particular, privado, en detrimento del interés público. El resultado es una regulación injusta o la ausencia de regulación cuando esta es necesaria para la protección del bien común. Se describió el caso de la captura corporativa de las políticas nutricionales en España durante la última década, y otros como el alcohol, tabaco, bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados. Igualmente se mencionaron algunos ejemplos de empresas del sector salud. Finalmente se debatió sobre la objetividad de la ciencia, la independencia de los investigadores y conflictos de interés, y la influencia en la política.

Por otra parte, la evaluación económica, como herramienta óptima de priorización de los recursos disponibles, ha vuelto a tener un papel principal en las Jornadas. Se han analizado algunos de los retos futuros en esta área, donde el desarrollo de técnicas estadísticas complejas, basadas en muchos casos en la metodología bayesiana, tendrá un papel fundamental. La definición del análisis coste-efectividad como un problema de decisión estadístico o la definición de nuevas medidas basadas en el valor de la información fueron algunos de los temas tratados. Además, se evaluó el impacto de la denominada “medicina de precisión o personalizada” en la futura evaluación de tecnologías sanitarias, y cómo las agencias reguladoras deberán adaptar sus métodos a esta nueva realidad.

Las Jornadas también sirvieron como foro de discusión sobre los efectos de la crisis económica. Así, se destacó cómo la crisis económica ha supuesto un importante deterioro de la salud mental de la población, con costes importantes para el sistema sanitario, debido no sólo a factores individuales como el desempleo, o la precariedad, sino también debido a decisiones políticas que han resultado en una importante reducción en la partida destinada a sanidad. Además, el fraude bancario que se ha producido en paralelo a la crisis económica en nuestro país ha empeorado la salud mental de la población, como revelan varios de los trabajos presentados en el congreso con microdatos específicos referidos a la situación financiera, e interesantes iniciativas para tratar de aproximar la asociación entre la exposición a oficinas pertenecientes a bancos con prácticas fraudulentas y la salud mental a nivel geográfico.

Una parte importante de las soluciones para proteger la salud poblacional de los efectos adversos del ciclo económico han de venir de mano de políticas sociales, no estrictamente sanitarias. Además, se debe apostar por fomentar la educación financiera de la población y por establecer una regulación más estricta que evite problemáticas similares a las del fraude financiero vividas recientemente en España en el futuro.

La Economía de la Salud ha crecido a una gran velocidad, se ha diversificado, y pese a ello la contribución de los economistas de la salud se percibe como orientada únicamente a la contención de costes. La creciente presión para que la política se lleve a cabo siguiendo los principios de rendición de cuentas y transparencia, hace necesario estrechar los débiles vínculos entre decisores políticos e investigación. Para fomentar la relación entre ambos actores, sería necesario, entre otras cosas, incentivar la contribución social de la investigación, así como promover la colaboración con otras disciplinas y subáreas de esta rama de la economía, y mejorar las habilidades de comunicación simplificando los mensajes que se quieren trasladar a los decisores políticos. Para la consecución de estos objetivos, es fundamental contar con iniciativas concretas de la mano de asociaciones profesionales de economistas de la salud, como iHEA (International Health Economics Association) o EUHEA (European Health Economcis Association).

Esta es sólo una selección de algunos de los mensajes más relevantes que trascendieron en las últimas Jornadas AES. Sin duda, además de estos, hubo otros muy significativos también que trataron sobre aspectos tan importantes como el efecto del nivel socioeconómico sobre la salud o los estilos de vida. Os animamos a través de este post a que nos hagáis llegar los mensajes que más os impactaron a vosotros.







Noticias
Congresos y Jornadas

VI Taller de Evaluación Económica EEconAES
28 de noviembre de 2019. Universidad Pompeu Fabra, Barcelona
Más información: www.upf.edu

2020 Health Economics, Management & Policy Conference
22-25 de junio de 2020. Atenas, Grecia
Más información: www.atiner.gr




Formación

HERG-Brunel Short and Advanced Courses on Economic Evaluation in Healthcare
6-8 de noviembre de 2019. Londres, Reino Unido
Más información: www.brunel.ac.uk

One day course: Introduction to Health Economic Evaluation
7- 8 de noviembre de 2019. St Catherine's College, Oxford, Reino Unido
Más información: www.herc.ox.ac.uk

HERG-Brunel Advanced Course on Modelling for the Economic Evaluation of Healthcare
11-12 de noviembre de 2019. Londres, Reino Unido
Más información: www.brunel.ac.uk

Workshop on the Economics of Health, Inequality and Behaviour
11-13 de noviembre de 2019. Sídney, Australia
Más información: events.mq.edu.au

Analysing Patient-Level Data using HES Workshop
11-13 de diciembre de 2019. York, Reino Unido
Más información: www.york.ac.uk

Course in Evaluation of Medical Devices for Product Development and Health Technology Assessment
19-21 de febrero de 2020. York, Reino Unido
Más información: www.york.ac.uk




Convocatorias Premios y Becas en Economía de la Salud

The 2020 iHEA Student Paper Prize
Plazo límite: 13 de enero de 2020
Más información: www.healtheconomics.org




Premios concedidos en las XXXIX Jornadas AES

Premios al mejor artículo en Economía de la Salud
Toni Mora, Beatriz González López-Valcárcel
Trabajo: “Breakfast choice: An experiment combining a nutritional training workshop targeting adolescents and the promotion of unhealthy products”

Beca de Investigación en Economía de la Salud
Marta Ortega, Linda Sharp, Paul Hanly, Alison Pearce e Isabelle Soerjomatarm
Trabajo: “The cost of lost productivity due to cancer in Europe: a redefinition of Human Capital and Friction Cost methods and a spatial panel data analysis"

Premio a la mejor Comunicación Oral presentada en las Jornadas
Pilar Pinilla Domínguez, Leeza Osipenko, Huseyin Nac,i, Elias Mossialos
Trabajo: “Impacto de la autorización condicional en la evaluación de tecnologías sanitarias: experiencias del National Institute for Health and Care Excellence (NICE)”

Premio al mejor Póster presentado en las Jornadas
María Errea Rodríguez
Trabajo: “Blood donation in the UK. Are we doing all right or could we do better?”

Premio SESPAS a la mejor comunicación de Salud Pública
Joaquim Vidiella Martin, Loes Bertens, Tom Van Ourti
Trabajo: “Better salary, healthier babies. The effect of an increase in midwives’ remuneration”

Premio FEDEA al mejor artículo presentado por un investigador joven
Laia Maynou, Alistair McGuire, Victoria Serra-Sastre y Georgia Troutman
Trabajo: “The creep of the robots”







AES-Secretaría
C/ Bonaire, 7 08301
Mataró (BARCELONA)

Tel. 93 755 23 82
secretaria@aes.es
 

Editores del boletín: Cristina Hernández-Quevedo (c.hernandez-quevedo@lse.ac.uk) y Jorge Mestre Ferrándiz (jormesfer13@gmail.com).

Editora de redacción: Cristina Hernández-Quevedo (c.hernandez-quevedo@lse.ac.uk).


El Comité de Redacción del Boletín / Blog de Economía y Salud está compuesto por: Ruth Puig Peiró (en representación de la Junta directiva de AES), Helena Hernández y Myriam Soto Ruiz de Gordoa (en representación de AESEC), Javier Mar y Miguel Ángel Negrín (en representación de EEconAES), Patricia Cubí-Mollá y Borja García-Lorenzo (en representación de EvaluAES), Carmen Pérez Romero y Elisa Gómez Inhiesto (en representación de GestionAES), Ariadna García Prado (Universidad de Pamplona) y Luz María Peña Longobardo (Universidad Castilla-La Mancha).


Han colaborado en este número: Carla Blázquez Fernández, Micaela Comendeiro Maaløe, Francesc Cots Reguant, David Epstein, Manuel García Goñi, Elisa Gómez Inhiesto, Beatriz González López-Valcárcel, Sophie Gorgemans, Helena M. Hernández-Pizarro, Elisa Hernández Torres, Félix Lobo, Javier Mar, Laia Maynou, Toni Mora, Miguel Ángel Negrín, Roberto Nuño Solinis, Carmen Pérez Romero, Pilar Pinilla Domínguez, María Errea Rodríguez, Idaira Rodríguez Santana, Manuel Serrano Alarcón, Myriam Soto Ruíz de Gordoa, Zuzana Špacírová, Iker Ustarroz Aguirre, Joaquim Vidiella-Martin, Eugenio Zucchelli.