El futuro del Sistema Nacional de Salud en el punto de mira

 

A lo largo de diez capítulos, el libro “La economía, la innovación y el futuro del sistema nacional de salud español” analiza los datos relevantes, y aporta y discute propuestas de avance para el Sistema Nacional de Salud (SNS) en clave de sostenibilidad. Lo hace con sensatez, conocimiento y discriminación certera entre lo esencial y lo meramente anecdótico, entre lo que se sabe y lo que se desea (según quien). Va dirigido a “los que saben que ningún desayuno es gratis”, no a los adultos que siguen creyendo en los Reyes Magos, porque el problema esencial del que trata el libro es la tensión entre los recursos disponibles y las posibilidades de gasto relacionadas sobre todo con las innovaciones en el sector.

Es una obra de extraordinario valor para acercarse al meollo del problema y entrever posibles soluciones. Algo más de la primera mitad del libro (capítulos 2 a 5) se centra en el marco económico y financiero, gasto y financiación. Los capítulos 6 a 9 abordan problemas específicos estructurales de la sanidad, con especial atención a los medicamentos (capítulo 9). El último capítulo sintetiza la obra.

Tras una introducción del problema de la sostenibilidad, en el capítulo 2 se analizan las perspectivas de crecimiento de la economía española, de las que resultará el marco presupuestario para la sanidad. El autor evita el triunfalismo pero también el determinismo. La economía española es vulnerable y tiene riesgos, empezando por el demográfico, pero las políticas públicas podrían contribuir decisivamente a mejorar o empeorar sus perspectivas. El marco presupuestario también dependerá de los ingresos públicos y en definitiva del sistema fiscal, al que se dedica el tercer capítulo, pues los desequilibrios fiscales comprometen el crecimiento, y el déficit y la deuda pública se han convertido en problemas de primer orden en un país vigilado de cerca por Europa. El Programa Nacional de Reformas, nexo entre las políticas económicas y las sanitarias, se revisa con detalle en el marco de las reglas del juego de la UE que si bien constriñen, también ofrecen oportunidades al país. Está claro que el gasto sanitario no podrá financiarse sistemáticamente con cargo a déficit, sino que será preciso aumentar la capacidad recaudatoria, lo que requiere cambios en el sistema fiscal compatibles con un crecimiento económico sostenido, y reformas estructurales, también en sanidad.

Pero la responsabilidad fiscal no es solo del Estado; las comunidades autónomas tienen un papel fundamental y el modelo de financiación territorial es pieza clave. En su capítulo 4, el libro revisa la financiación y el gasto autonómico y el cambio de las reglas del juego en los últimos años.

El capítulo 5 se dedica al gasto sanitario público con arranque en el pasado y perspectiva de futuro. Se formulan las grandes cuestiones sobre cómo y cuánto la crisis económica afectó al gasto sanitario y a la salud, sobre si España gasta menos en sanidad que otros países, ajustando por riqueza, y se presentan escenarios de proyección del gasto a largo plazo. Las respuestas a estas preguntas son sensatas, argumentadas y bien fundamentadas.

Obviamente, las condiciones y estilos de vida de la población – tabaco, obesidad-  imponen costes sanitarios a corto y a largo plazo. En positivo, si se mejoraran estos factores podría evitarse una parte sustancial del gasto sanitario. A esta problemática se dedica el capítulo 6.

En el capítulo 7, más extenso, se desgranan las reformas estructurales pendientes y posibles del SNS en clave de eficiencia, bajando al ruedo de los casos concretos para analizar bolsas de ineficiencia, planteando la fragmentación como una lacra y la integración como su antídoto, profundizando en los problemas que competen a los recursos humanos – incentivos, retribuciones, modelos contractuales, productividad – y defendiendo la tesis de que la falta de aplicación sistemática de evaluación de tecnologías sanitarias es un obstáculo a la eficiencia del sistema de salud.

El capítulo 8 reivindica el papel de la planificación bien articulada, la necesidad de evaluación económica sistemática de los medicamentos innovadores, propone desinvertir para reinvertir y propone también un marco amplio de asignación de recursos públicos que supere la compartimentación de presupuestos y decisiones, para lo que podríamos aprender de Suecia entre otros países.

El capítulo 9 es muy específico. Revisa las “nuevas políticas” de medicamentos para hacer asequibles las innovaciones disruptivas bajo el paradigma de los sistemas sanitarios basados en el valor. Los pagos por resultados y los contratos de riesgo compartido se revisan y analizan en su vertiente teórico-conceptual y en su aplicación a España. Finalmente, el décimo capítulo cierra la obra a modo de resumen, recordando los mensajes clave.

No diré que el libro es enciclopédico porque es más que eso. Tiene la combinación justa de información y reflexión, y no hay argumento que no se sustente con hechos objetivos. Es un libro que destila el conocimiento acumulado durante años por el autor. Ni sobra ni falta nada. Profundiza en los problemas que requieren catas de profundidad con gran acierto y precisión. Pero además, es una obra extremadamente didáctica, bien escrita con estilo directo que llega fácilmente al lector. He aprendido mucho gracias a este libro, que se ha convertido en referente imprescindible para mí. Porque no solamente trata los problemas con acierto e inteligencia, es que la propia selección de los problemas a tratar es sabia y adecuada. Durante años seguirá siendo una referencia fundamental para los economistas de la salud y también para las personas que quieran aproximarse desde fuera a la problemática de la sanidad y la salud.

 

Referencias

La economía, la innovación y el futuro del sistema nacional de salud español

Félix Lobo

Funcas 2017 ISBN 978-84-15722-67-0. 345 páginas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code

2 ideas sobre “El futuro del Sistema Nacional de Salud en el punto de mira”